Enel adoptó la norma ISO 56002 para la gestión de la innovación

La empresa es de las primeras empresas del mundo en acoger esta norma con el fin de consolidar la gobernanza de su compañía, aumentando la eficacia de su innovación.

19

Enel se encuentra entre las primeras empresas del mundo en adoptar voluntariamente la norma ISO 56002 sobre la gestión de la innovación.

Como parte del conjunto más amplio de normas ISO 56000, la ISO 56002 rige todos los aspectos de la gestión de la innovación: desde el nacimiento de una idea hasta su implementación a escala global. La adopción de este principio ayudará a las organizaciones a consolidar su Gobernanza, aumentando la eficacia de la innovación y por lo tanto las oportunidades de negocio, creando las condiciones para una cultura de innovación generalizada que estimule la creatividad de los empleados y stakeholder y favorezca el surgimiento de nuevas propuestas de valor acordes con la evolución del mercado.

«Queríamos brindarles a nuestros stakeholder una confirmación adicional de nuestro compromiso plurianual de innovar de manera estructurada. Habernos dotado durante mucho tiempo de una Gobernanza de la Innovación nos ha permitido monitorear cada vez más en profundidad los procesos para el desarrollo de soluciones innovadoras y sostenibles y calcular el valor generado”, dice Ernesto Ciorra, Director de Innovability® de Enel. “Seguiremos avanzando con rapidez en la identificación de las soluciones más innovadoras para afrontar los principales retos del desarrollo sostenible resumidos en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, en línea con el Plan Estratégico del Grupo”.

La adopción de la norma ISO 56002 forma parte del camino estratégico más amplio para la implementación del Plan de Innovación de Enel que mira a los próximos años.

El estándar se basa en 8 pilares: coherencia con la visión Innovability® (Innovación para una empresa y un mundo más sostenible); generación de valor a través de ideas innovadoras; liderazgo orientado hacia el futuro y el desafío del statu quo; la cultura de la innovación como activo estratégico; desarrollo de innovaciones basadas en las necesidades del cliente; gestión de la incertidumbre y mitigación de riesgos; proactividad y resiliencia; enfoque sistémico para una correcta evaluación del desempeño.