España tendrá cargadores para vehículos eléctricos en los aparcamientos no residenciales privados para el 2023

Esta medida aprobada por ley tiene como objetivo potenciar la movilidad sostenible en dicho país para que los usuarios no tengan barreras para sacar el máximo provecho a la electromovilidad.

305

La implementación de puntos de carga para vehículos eléctricos en grandes zonas de aparcamiento es esencial para potenciar la movilidad sostenible en España. La todavía escasa disponibilidad de cargadores públicos representa una barrera para los usuarios de coches eléctricos, que encuentran en las zonas de aparcamiento de centros comerciales, hoteles, hospitales, zonas de ocio o centros de trabajo las soluciones que necesitan para poder sacar el máximo partido a la electromovilidad.

Puntos de carga obligatorios en grandes aparcamientos en 2023

El Real Decreto-ley 29/2021 aprobado a finales de 2021 define la obligatoriedad de instalar un punto de carga por cada 40 plazas de parking en todos los aparcamientos no residencial privados que tengan más de 20 plazas. Además, se deberá disponer de un punto de carga extra por cada 40 plazas disponibles, es decir, un parking para más de 40 vehículos tendrá dos cargadores, uno para más de 80 ofrecerá tres, y así sucesivamente. También se añadirán estaciones de carga en los aparcamientos de más de mil plazas por cada 100 espacios.

La lista de aparcamientos que deberán adaptar sus áreas de estacionamiento a la nueva normativa antes del 1 de enero de 2023 incluye, entre otras, zonas privadas de aparcamiento de pago, centros de trabajo, fábricas y oficinas, supermercados y centros comerciales, hoteles y restaurantes, hospitales y otros centros sanitarios, centros educativos, como universidades o colegios, y centros de espectáculos y ocio.

Momento clave para elegir e instalar la solución adecuada

En los próximos meses muchas infraestructuras deberán actualizarse para adaptarse a la normativa. Seleccionar correctamente el momento para realizar la instalación y escoger la solución adecuada pueden aportar una ventaja competitiva de cara a la segunda mitad del año.

Seleccionar correctamente la estación de carga que se instalará es clave para asegurar la eficiencia, usabilidad y funcionalidad de la infraestructura. Las soluciones de carga de Charge Amps se presentan como la alternativa adecuada a las características de los grandes aparcamientos. Los cargadores destacan por su alta capacidad, que se adapta a las necesidades en cada instalación, ofreciendo durabilidad y resistencia contra golpes o elementos como el agua y el polvo. Se trata de dispositivos de fácil manejo, sin pantallas ni botones, lo que evita posibles malos usos. Charge Amps ofrece soluciones económicas, a largo plazo gracias a su fabricación de alta calidad y mejora continua de su software, y con un diseño icónico.

El sistema de gestión de carga versátil facilita la instalación, gestión y ampliación de la infraestructura, permitiendo un uso eficiente y automatizado de la electricidad disponible para maximizar el ahorro. También es posible realizar integraciones con sistemas externos para gestionar la instalación de forma centralizada y accesible desde cualquier lugar con tal de aprovechar posibles sinergias operativas y de negocio para el gestor del aparcamiento. 

Con la información de la revista Energética.