Comisión Europea presentó Plan REPowerEU para aumentar el uso de energías renovables para el 2030

Las propuestas del plan van dirigidas a un aumento masivo del uso de energías verdes para acelerar la transición ecológica y reducir el precio en las futuras facturas de luz.

146

La Comisión Europea presentó ayer el Plan REPowerEU, una respuesta a las dificultades y a la perturbación en el mercado energético mundial provocadas por la invasión rusa en Ucrania. Según Bruselas, hay una doble urgencia de transformar el sistema energético europeo: acabar con la dependencia de los combustibles fósiles rusos, que se utilizan actualmente como arma económica y política, y hacer frente a la crisis climática.

Las medidas del Plan REPowerEU pueden responder a estos objetivos mediante el ahorro de energía, la diversificación de los suministros energéticos y la implantación acelerada de las energías renovables para sustituir a los combustibles fósiles en los hogares, la industria y la generación de energía.

Acelerar el despliegue de las renovables

Una de las propuestas de Europa es un aumento masivo del uso de las energías verdes, lo que acelerará la independencia de la Unión Europea (UE), dará un impulso a la transición ecológica y reducirá, con el tiempo, el precio de la factura de la luz.

La Comisión plantea aumentar el objetivo principal de las energías renovables para 2030 del 40% al 45% en el marco del paquete ‘Fit for 55’. El asentamiento de esta mayor ambición global creará el marco para otras iniciativas como:

  • Una estrategia solar específica de la UE para duplicar la capacidad solar fotovoltaica para 2025 e instalar 600 GW para 2030.
  • Una Iniciativa de Autoconsumo con la obligación legal progresiva de instalar paneles solares en los nuevos edificios públicos y comerciales, y en las nuevas construcciones residenciales.
  • Duplicación del ritmo de implantación de las bombas de calor, y medidas para integrar y modernizar la energía geotérmica y solar térmica en los sistemas de calefacción urbana y comunitaria.
  • Una Recomendación de la Comisión para abordar la lentitud y complejidad de los permisos de los grandes proyectos de energías renovables, y una modificación específica para reconocer a las energías renovables como un interés público superior. 
  • Establecer un objetivo de 10 millones de toneladas de producción nacional de hidrógeno renovable y 10 millones de toneladas de importaciones para 2030, con el fin de sustituir el gas natural, el carbón y el petróleo en las industrias y sectores de transporte difíciles de descarbonizar.
  • Un plan de acción sobre el biometano que establezca herramientas que incluyan una nueva asociación industrial para el biometano e incentivos financieros para aumentar la producción hasta 35.000 millones de metros cúbicos para 2030, incluso a través de la Política Agraria Común.

Con la información de la revista Energética.