UNACEM brinda 4 aspectos claves para fomentar una cultura de seguridad

De acuerdo con el Gerente de Operaciones y Seguridad Industrial de Celepsa, Hugo Acosta, el papel del Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo juega un rol fundamental para evitar accidentes en el centro laboral.

360

El jueves 28 de abril se celebró el Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, fecha que invita a revisar y reforzar la importancia de la cultura de seguridad.

Es fundamental que el Reglamento Interno de Seguridad y Salud en el Trabajo contemple por lo menos la organización o estructura, política, planificación, aplicación y la mejora continua, los cuales son pilares fundamentales para proteger la vida, la salud y el bienestar de los colaboradores y colaboradoras.

En ese sentido, Hugo Acosta, Gerente de Operaciones y Seguridad Industrial en Celepsa, empresa de generación de energía eléctrica, recomienda los siguientes cuatro aspectos claves para fomentar una cultura de seguridad dentro de una empresa.

Desarrollar Competencias en Seguridad: Según el ejecutivo, se debe promover y establecer estrategias con la finalidad de que cada colaborador participe y se involucre en la construcción de los programas de capacitación y sensibilización a fin de que desarrollen competencias que ayuden a identificar los peligros y riesgos asociados a sus actividades dentro de la empresa y puedan gestionar las medidas de prevención y control para realizar un trabajo seguro.

Empoderar al Comité de Seguridad y Salud en el Trabajo: Se requiere empoderar y respaldar a este equipo de trabajo con el objetivo de que sea un actor relevante e influyente en la identificación de las oportunidades de mejora y la toma de decisiones para la implementación de estas a fin de mantener un estándar de seguridad robusto, confiable y sostenible.

Establecer políticas y lineamientos de seguridad: Es relevante contar con una política de seguridad, la cual debe ser revisada y actualizada permanentemente, sobre todo en estos tiempos en que el contexto operacional es dinámico; por ejemplo, con la presencia de la pandemia fue necesario adoptar medidas adicionales de prevención y control para resguardar la seguridad y salud de los colaboradores, evitar la propagación del virus Covid-19 y mantener la continuidad operativa.

“En dicho contexto impulsamos la campaña “Nos cuidamos entre todos”, mediante la cual se realizaron capacitaciones, webinars, consultas y programas con expertos en la materia con el fin de prevenir los contagios de los colaboradores y sus familias. Esta labor nos permitió salvaguardar la vida del personal y mantener la continuidad operativa.

Promover una cultura de prevención: Los colaboradores y sus vidas están por encima de todo y es la máxima prioridad resguardarla, valor que debe ser compartido por todos sin excepción alguna, incluyendo los proveedores y contratistas, precisó el ejecutivo.

Por ello, es importante trabajar en la implementación de una cultura de seguridad, mediante la cual se logre concientizar al personal de todos los niveles de la organización que la vida es primero.

“A nivel del grupo corporativo UNACEM estamos trabajando en la implementación de una única cultura de seguridad “Vida Primero” con el objetivo de priorizar la vida de los trabajadores propios y contratistas por encima de cualquier actividad, con altos estándares que sean sostenibles. Gracias a programas como este, contamos con más de dos años sin accidentes y cero índices de gravedad, accidentabilidad y enfermedades ocupacionales”, aseguró el Gerente de Operaciones y Seguridad Industrial de Celepsa.