IIMP: paralización de Las Bambas y Cuajone generó que el Perú deje de recibir US$ 7 millones al día

310

La semana pasada se mantuvieron cerradas dos de las principales operaciones mineras del país, las minas Cuajone y Las Bambas, debido a conflictos con las comunidades, situación que implicó una fuerte pérdida de ingresos para el Estado.

El Instituto de Ingenieros de Minas del Perú expresó que la paralización de las operaciones mineras de Cuajone y Las Bambas ha generado que el Estado Peruano deje de recibir por impuestos USD 7 millones al día, lo que no solo afecta a la inversión privada, sino especialmente a todas las comunidades en el entorno minero.

Mediante este oficio, señaló que la economía en las últimas décadas ha venido creciendo sostenidamente, sin embargo, aún son evidentes las disparidades marcadas, sobre todo en territorios altoandinos donde se desarrolla nuestra industria minera, debido a una gestión pública ineficiente.

“A pesar de que mecanismos como el canon minero han transferido hacia los gobiernos regionales y locales el 50% de los impuestos pagados al Estado Peruano, la falta de planes territoriales que prioricen el cierre de brechas sociales y la ejecución inapropiada de los fondos públicos disponibles, han generado un alto nivel de insatisfacción en la población”, remarcó.

En el mismo comunicado, el Instituto enfatizó que tanto Cuajone como Las Bambas son modelo de una minería moderna y responsable, que apuestan por el desarrollo territorial como mecanismo para fomentar un bienestar sostenible en sus respectivos ámbitos de influencia.

“Gracias al desarrollo de esta minería, la tasa de pobreza en el distrito de Torata (donde se desarrolla Cuajone) está por debajo del 9%, mientras que en Chalhuahuacho (distrito donde se desarrolla Las Bambas) la pobreza bajó de niveles que bordeaban el 80% a menos de 40% en sólo cinco años”, destacó.