Por primera vez la energía eólica y la solar generaron el 10% de la electricidad mundial en 2021

459

La generación de energía solar creció un 23% en 2021, mientras que la eólica lo hizo en un 14%.

De acuerdo con el informe Global Electricity Review 2022, la energía eólica y solar generaron más del 10% de la electricidad a nivel mundial el año 2021. Esto supone un 9,3% de progreso respecto a 2020 y el doble de nivel de 2015, cuando se firmó el Acuerdo Climático de París, sostiene Ember, el grupo de expertos en energía que ha elaborado el informe.

Eólica y solar

La generación de energía solar creció un 23% en 2021, mientras que la eólica lo hizo en un 14%.

Aunque la energía procedente del carbón -un combustible fósil que contribuye al calentamiento global- también aumentó un 9% en 2021 hasta alcanzar un nuevo récord.

Energía renovable

Otro informe de principios de este año, Energy Transition Investment Trends 2022, reveló que la inversión mundial en energía baja en emisiones de carbono alcanzó un nuevo récord de 755.000 millones de dólares en 2021, un 27% más que el año anterior.

Al mismo tiempo, los 60 bancos más grandes del mundo proporcionaron casi la misma cantidad a las empresas de combustibles fósiles en 2021 -742.000 millones de dólares-, según datos de la organización medioambiental Rainforest Action Network.

El equipo de energía del Foro Económico Mundial afirma que la “desvinculación” de los combustibles fósiles es más importante que nunca, especialmente con el aumento de los riesgos sobre la seguridad del suministro energético mundial.

“Tras la invasión de Rusia en Ucrania, muchos países han aumentado sus ambiciones en materia de energías renovables”, afirma Harsh Vijay Singh, jefe de proyecto de la System Initiative Shaping the Future of Energy sobre la configuración del futuro de la energía. “Sin embargo, siguen existiendo cuellos de botella, sobre todo en la cadena de suministro y en la ejecución de los proyectos”.

Inversión en energías limpias

Según Singh, habrá que solucionar los retrasos en áreas como la autorización de instalaciones y el establecimiento de interconexiones eléctricas entre países.

Los avances en el desarrollo de redes para soportar altos niveles de energía renovable también han sido lentos.

“Los gobiernos están empezando a estudiar esto”, añade Singh. El acuerdo bipartidista de infraestructuras de Estados Unidos es un ejemplo. Incluye una inversión de 65 millones de dólares en la transmisión de energía limpia y la red eléctrica del país, la mayor inversión de este tipo en la historia de los Estados Unidos, según la Casa Blanca.