Mercedes-Benz anuncia medidas para reducir emisiones CO2

362

Mercedes-Benz informó acerca de nuevas medidas vinculadas a factores ambientales, sociales y de gobernanza corporativa (ESG, por sus siglas en inglés). Estas medidas incluyen planes para reducir las emisiones de CO2 por vehículo de pasajeros en más de 50% para 2030 en comparación con los niveles de 2020.

Para alcanzar este objetivo, anunció que las principales iniciativas son la electrificación de sus flotas de vehículos, la carga con energía verde, la mejora de la tecnología de las baterías y el uso de materiales reciclados y energía renovable en la producción.

Mercedes-Benz planea cubrir más del 70 por ciento de sus necesidades energéticas a través de energías renovables para 2030 mediante el despliegue de energía solar y eólica en sus propios sitios, así como a través de más acuerdos de compra de energía, dijo en una nota de prensa.

Los nuevos planes del fabricante alemán se dieron a conocer en una conferencia virtual sobre ESG para inversores y analistas.

La empresa también proyecta reducir su huella de carbono a través de la química de sus baterías de celdas y el reciclaje de ellas. Señaló que con la transición a la producción de celdas sin emisiones de CO2, es posible reducirlas de la producción de todo el paquete de baterías en 20%.

El año pasado, Mercedes-Benz dio a conocer sus proyectos para electrificar su flota de vehículos, incluido el objetivo de que sean totalmente eléctricos en 2030, cuando las condiciones del mercado lo permitan.

La estrategia de la empresa incluye inversiones de más de 40.000 millones de euros hasta 2030, con gastos en áreas clave de investigación y desarrollo, capacidad de las baterías, red de carga y producción, entre otros.

«Mercedes-Benz tiene una hoja de ruta clara para llegar a ser neutral en carbono. En 2030, queremos alcanzar la mitad del camino, y para avanzar más rápido en la protección del clima necesitamos la máxima dedicación y más colaboración entre gobiernos, empresas y la sociedad en su conjunto», expresó Ola Källenius, presidente del Consejo de Administración de Mercedes-Benz Group AG.

Suministro ecológico

En relación al acero y aluminio ecológicos, la empresa está estableciendo una cadena de suministro de acero «verde» para ampliar el uso del material con bajas y nulas emisiones de CO2.

En 2021, Mercedes-Benz se comprometió a introducir el acero verde en los modelos de vehículos para 2025, dando aviso sobre una inversión en la empresa sueca H2 Green Steel (H2GS), a la que siguió una asociación con la empresa siderúrgica SSAB para introducir el acero sin fósiles en su producción de vehículos lo antes posible.

La empresa indicó que, desde este año, produce CO2 de forma neutra en todas sus plantas, y pretende seguir ampliando la producción de energía renovable mediante la implantación de energía solar y eólica en todos sus centros.

En cuanto a su cadena de suministro, en 2020, la empresa informó sobre una serie de iniciativas para ayudar a conseguir una cadena neutra en carbono para 2039, como parte de su estrategia Ambition 2039, en virtud de la cual pretende ofrecer una flota de coches neutros en CO2 antes de finales de 2030.

Mercedes-Benz también espera aumentar la variedad de instrumentos de financiación sostenible y los acuerdos bilaterales de financiación a indicadores clave de rendimiento (KPI, por sus siglas en inglés), entre los que se encuentran los «Green ABS» y los acuerdos bilaterales de financiación verdes vinculados a los KPI.