Matrices sustentables mixtas: la solución para la dependencia energética

269

Por: Luis Felipe Carrillo, presidente de GE CALA

Según un informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA), el 13% de la población mundial no tiene acceso a la electricidad, un 40% de los habitantes del mundo siguen usando para cocinar combustibles contaminantes y solo el 17,5% de toda la energía que se usa en el mundo es de origen renovable. La mayor parte de la energía empleada en el mundo proviene de los combustibles fósiles, los cuales son utilizados para prácticamente todas las actividades de la sociedad como el transporte, generación de electricidad, agricultura, cocinar, entre otras tareas diarias.

Existe una concentración y alta dependencia de combustible en el mundo. La coyuntura mundial, ha ocasionado que en las últimas semanas se registre un incremento en los precios de los combustibles en todo el mundo. Pero ¿cómo revertimos esta situación?

Respondiendo a nuestra estrategia global de alcanzar la neutralidad de carbono en nuestras operaciones para 2030, creemos que la mejor manera de abordar este tema es proponiendo la construcción de una matriz sustentable mixta que integre las energías renovables y de gas más eficientes, junto con la implementación de tecnología de optimización de última generación para avanzar al ritmo necesario para acelerar la descarbonización.

¿Por qué utilizar esta combinación de tecnologías? Las energías renovables son claves y cobrarán cada vez más importancia a medida que su implementación avance, pero aún es muy poca la cantidad de energía generada de esta forma, y lamentablemente no llegaríamos a instalar suficientes maquinas en el tiempo necesario para detener el impacto ambiental. Por esto es que consideramos que manteniendo el foco en el desarrollo de más y mejores tecnologías de generación de energía renovable, de la mano de la implementación de nuevas soluciones de captura de carbón, optimización de la base instalada de equipamiento y su paulatino paso a hidrógeno es el camino más recomendable para cumplir con los objetivos impuestos por el tratado de Paris.

Pero para lograr este gran objetivo, se requiere un esfuerzo multisectorial basado en la cooperación y coordinación de todas las instituciones, gobiernos y compañías para enfrentar este desafío.

En GE somos conscientes de ello, y por eso, tenemos la responsabilidad de liderar los esfuerzos de descarbonización de la industria y satisfacer la creciente demanda mundial de energía asequible, confiable y sostenible.

Con 130 años operando en más de 170 países del mundo, contamos con una amplia experiencia brindando soluciones energéticas a través de turbinas eólicas terrestres y marinas más innovadoras, las turbinas de gas más eficientes y tecnología avanzada para modernizar y digitalizar las estaciones de redes eléctricas.

Esta experiencia se traslada a países como Argentina, Chile y Colombia, que cuentan con objetivos claros sobre la importancia de aumentar el mix de la matriz energética para los próximos años, y venimos desarrollando proyectos de energía renovable.

Mientras que en Perú y otros países de la región, estamos trabajando, logrando grandes avances y oportunidades para desarrollar más proyectos.

Estamos seguros de que la transición a un mix energético traerá beneficios económicos y sociales de gran impacto. Y, aunque sabemos que tomará varios años para que algunos de estos avances sean tecnológica y comercialmente viables, y ampliamente adoptados en muchas partes del mundo, estamos dispuestos a asumir el reto de transformar la vida de millones de personas construyendo un mundo que funcione brindando acceso a energía confiable, asequible y más limpia.