Nueva Refinería Talara: Más producción, combustibles de mayor calidad, menos contaminantes y más económicos

385

Hace 8 años, durante el Gobierno del expresidente Ollanta Humala, se dio el primer paso con la firma del contrato del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT). Este 12 de abril, el megaproyecto ubicado en Talara (Piura) inició las pruebas de arranque gradual y progresivo, marcando un día histórico para el sector hidrocarburos en el país.

El arranque de la nueva planta será seguro, gradual y progresivo, según avance la instalación, pruebas, interconexiones y sistemas requeridos para la puesta en servicio de 7,000 equipos y 35,000 instrumentos, involucrados en este complejo proceso. Por ello, la estabilización de la nueva refinería implicará un periodo mínimo de seis meses.

Su magnitud histórica radica en que se trata de una pieza de ingeniería moderna que producirá combustibles de alta calidad, amigables con el medio ambiente, a precios competitivos y contribuirá con la seguridad energética del país; y es que este complejo de refino cuenta con las tecnologías más avanzadas del mundo para producir combustibles menos contaminantes y de óptima calidad.

De acuerdo con Juan Lladó Arburúa, presidente de Técnicas Reunidas, la Nueva Refinería de Talara es la más moderna que han ejecutado en Latinoamérica porque “es muy completa y sofisticada”.

La Nueva Refinería Talara es el séptimo en el mundo en contar con la tecnología denominada Flexicoking, la que permite la conversión de residuales pesados de crudo a productos livianos y de mayor valor comercial tales como gasolinas, diésel, naftas y GLP, convirtiendo además las gasolinas de bajo a alto octanaje.

Además, permitirá producir combustibles como la gasolina y el diesel con menos contenido de azufre, haciéndolos más amigables con el medio ambiente,

Producción, calidad y precio

La refinería destaca porque cuando llegue a su máxima capacidad procesará 95 mil barriles de crudo por día (en comparación con los 65 mil barriles que producía en la anterior refinería), garantizando así el abastecimiento de combustibles a nivel nacional y reforzando la seguridad energética del país.

Pero, además, permitirá ofrecer combustibles como gasolinas de alto octanaje, diesel y GLP a precios más competitivos y económicos en el mercado. Según cifras de la empresa, el margen con la antigua refinería era de US$ 3 a 5 por barril, mientras que el margen esperado del nuevo complejo sería de al menos US$ 9 a 11 dólares.

“Esta refinería permitirá márgenes de utilidad por barril de entre 9 y 11 dólares, lo cual es casi el doble o triple de lo que teníamos antes; por lo tanto, al tener esa capacidad nuestros precios serán más competitivos, vamos a tener esos precios en el mercado y será un referente de precios para los demás competidores, como La Pampilla y varias empresas importadoras de combustibles”, dice el presidente de Petroperú, Humberto Campodónico.

El complejo producirá 10 mil barriles al día de gasolina de alta calidad de 100 octanos, 23 mil barriles día de gasolina combinada, y 42 mil barriles por día de diesel.

También producirá 9 mil barriles día de turbo, que es combustible para aviones, así como combustible para embarcaciones; asimismo producirá 100 megas de potencia de energía, a través de cogeneración; 600 toneladas diarias de ácido sulfúrico para la industria; 100 toneladas de coque para la industria metalúrgica; y 3600 metros cúbicos de nitrógeno por día, entre otros derivados.

Asimismo, otro de los mayores beneficios es que el complejo de refino de PETROPERÚ producirá combustibles más amigables con el ambiente, con hasta 50 partes por millón (ppm) de azufre, de acuerdo las regulaciones ambientales internacionales y normativa nacional, lo que contribuirá a preservar la calidad del aire y la salud de los peruanos; y luego de un año de operación, producirá combustibles Euro VI, con menos de 10 ppm de azufre, el más alto estándar de calidad en combustibles actualmente a nivel mundial.

Lee el informe especial completo en nuestra próxima edición…