MIT: EE. UU. está a la zaga de Europa en logros de objetivos climáticos

El Green Future Index, publicado a fines de enero por el MIT Technology Review, mide y clasifica a 76 naciones y territorios en su progreso hacia la construcción de un futuro bajo en CO2. Mostró que China y Estados Unidos continúan rezagados respecto a Europa y otras partes del mundo en el logro de la descarbonización.

375

La evaluación del MIT destaca el lento progreso que los principales contaminadores están haciendo en sus esfuerzos por desvincular sus sistemas energéticos y economías de los combustibles fósiles, a pesar de las nuevas promesas de priorizar la tecnología, la industria y la infraestructura limpias en sus planes de recuperación pospandémica.

Europa rápidamente se está convirtiendo en un líder climático, con 15 de los 20 países principales en el índice, dijo a CNBC, Claire Beatty, directora editorial del MIT.

Islandia, una nación con un sólido historial en la producción de energía limpia y tecnología de captura de CO2, encabeza el “Índice del Futuro Verde”. Le siguen Dinamarca (2º), Noruega (3º), Francia (4º) e Irlanda (5º).

Los fundamentos del análisis del MIT

El Índice tiene en cuenta cinco pilares, incluidas las emisiones de dióxido de carbono, la energía renovable como proporción del consumo de energía, las iniciativas ecológicas de una sociedad, las innovaciones en la descarbonización y la eficacia de las políticas climáticas nacionales.

“Muchos de estos países, particularmente en el norte de Europa, están descarbonizando de manera muy ambiciosa e instalando infraestructura verde en sus industrias de energía y transporte”, dijo Beatty.

Más allá del bloque europeo, la encuesta muestra una historia mucho más preocupante en los esfuerzos globales para combatir el desafío climático global.

Las naciones emisoras de CO2 más grandes del mundo obtuvieron malos resultados: India (21) se ubicó muy por encima de Estados Unidos (40) y China (45) en los esfuerzos generales de descarbonización.

A pesar de una alta tasa de crecimiento de las emisiones, el informe dijo que India estaba «adoptando rápidamente la energía renovable y ha construido algunas de las plantas solares más grandes del mundo».

Con una rápida adopción de las renovable, la India sigue dependiendo en gran medida del carbón para generar energía y generar empleos baratos.

El caso Estados Unidos y China

Los investigadores dijeron que Estados Unidos, es responsable del 15% de las emisiones globales, «todavía lucha por alejarse de los combustibles fósiles y la agricultura intensiva en CO2».

BP y Rosneft llegan a un acuerdo para trabajar en proyectos de transición energética
La falta de liderazgo político de Estados Unidos en materia de clima y energía durante los últimos cuatro años ha sido un gran problema, dijo a CNBC, Kurt Waltzer, director gerente de la organización de investigación Clean Air Task Force.

“EE. UU. ha experimentado un crecimiento significativo en energía renovable, pero eso comenzó desde una base muy pequeña. Para realmente cambiar a un sistema energético descarbonizado, Estados Unidos deberá adoptar requisitos claros combinados con políticas de innovación energética que lleven a todos los sectores a emisiones netas cero”, agregó Waltzer.

China es responsable del 28% de las emisiones globales, recientemente se ha comprometido a lograr neutralidad climática para 2060, pero el progreso es lento. El carbón todavía juega un papel clave en la combinación energética de China.

«Las ambiciones climáticas nacionales son actualmente demasiado bajas, un tema que será el tema principal de la COP26 a finales de este año, pero es importante que no tratemos a todos los países de la misma manera», dijo Waltzer.

“Los países desarrollados deben liderar con mandatos y políticas de innovación que creen mercados energéticos descarbonizados. Las economías en desarrollo deben incorporar la innovación con el desarrollo económico y planificar caminos a más largo plazo hacia el cero neto”, agregó.

Progresos en Medio Oriente

Las petroeconomías del Medio Oriente también obtuvieron un rendimiento inferior, incluso cuando los estados ricos del Golfo continúan avanzando en sus planes climáticos.

Marruecos, en la posición 26, fue el país con la clasificación más alta en la región de Medio Oriente y África del Norte, con más del 40% de la electricidad del país ahora generada por energías renovables.

Israel (38º) ocupó el segundo lugar en la región, con su compromiso de producir el 13% de su energía a partir de energías renovables para 2025. Los Emiratos Árabes Unidos (43º) ocuparon el tercer lugar.

Los peor clasificados

Los países petroleros como Arabia Saudita (61º), Rusia (73º) e Irán (74º) fueron clasificados como «abstencionistas climáticos» por «la falta de progreso y compromiso hacia el desarrollo de una economía moderna, limpia e innovadora». Qatar se ubicó en la parte inferior del índice en la posición 76.

El informe dijo que la presión relacionada con Covid-19 sobre los ingresos petroleros probablemente retrasaría los programas nacionales de diversificación económica, lo que paralizaría aún más los esfuerzos de reducción de emisiones.