Suministro eléctrico confiable: una clave para el almacenamiento de las vacunas

Para la multinacional ABB, los centros de salud donde se guardarán las vacunas deben estar equipados con UPS, grupos electrógenos y equipos para el monitoreo del consumo de energía eléctrica.

153

Luego que el Gobierno informara que las vacunas contra el coronavirus llegarían en los próximos días a Perú, resulta necesario conocer qué aspectos logísticos son vitales para que el almacenamiento de estos insumos médicos sea eficiente y seguro. Justamente, de acuerdo con la multinacional ABB, líder global en soluciones de electrificación, uno de esos aspectos será contar con un suministro eléctrico confiable.

Para David Zacarías, Product Marketing Specialist del área de Electrification de ABB en Perú, es primordial contar con un suministro de energía eléctrica que garantice la continuidad del servicio en los centros de salud y los hospitales las 24 horas del día. Ello debido a que estos estos establecimientos almacenarán las vacunas en dispositivos de refrigeración. “Si los centros de salud sufren interrupciones en su suministro eléctrico, las congeladoras no podrán mantener la temperatura de almacenamiento de las vacunas y esto puede ocasionar una pérdida en la eficacia de la vacuna”, explica Zacarías.

De acuerdo con el ingeniero Zacarías, para tener un suministro confiable se necesita de dispositivos como los UPS, ya que estos brindan un respaldo de energía en caso haya una interrupción. Asimismo, consideró que los centros donde se almacenarán las vacunas también requieren de grupos electrógenos y dispositivos para monitorear el estado de los circuitos eléctricos y el consumo de cada uno de ellos.

“Los UPS garantizan que los equipos hospitalarios permanezcan encendidos cuando se presente un corte de energía, hasta que los grupos electrógenos se conecten al sistema eléctrico. Por otro lado, también es importante considerar un sistema digital de gestión energética, el cual nos ayudará a conocer rápidamente los consumos, el estado y las ineficiencias del sistema eléctrico. Además, permitirá obtener costos energéticos reales, comprobar los efectos de las acciones para corregir fallas y monitorear los dispositivos de manera remota”, señala el especialista de ABB.

Finalmente, Zacarías también comenta que los equipos eléctricos que usarán en la campaña de vacunación deben tener certificaciones internacionales, como, por ejemplo, la otorgada por la International Electrotechnical Commission (IEC). “Las vacunas contra la COVID-19 requieren de un cuidado especial a temperaturas adecuadas. Justamente, para garantizar un sistema eléctrico confiable, es de suma importancia que todos los equipos eléctricos involucrados cumplan con certificaciones internacionales, como la entregada por la IEC”, dice el experto.