Carolina Sánchez: Generar conexiones que inspiran

Carolina Sánchez se desempeña como Gerente de Proyectos de ISA REP, y hace algunos años, fue la gestora responsable de implementar el proyecto Mantaro – Marcona – Socabaya – Montalvo.

943

¿Cómo resumirías tu experiencia en la realización del proyecto?
El proyecto Mantaro – Montalvo marcó mi carrera profesional, ya que ha representado uno de los mayores desafíos en la construcción de líneas de transmisión. Enfrentamos dificultades de tipo geográfico, ambiental, social, técnico, con unas condiciones extremas que exigieron arduas jornadas de trabajo para nuestro equipo en campo y en oficina, pero siempre convencidos de que la excelencia solo se logra con exigencia, y que nuestra labor contribuiría al desarrollo de las zonas del país por donde la línea hacia su recorrido. Y eso nos hizo fuertes y nos motivó a nunca desfallecer aún en las situaciones más difíciles. También me brindó la oportunidad de recorrer y conocer muchos lugares del Perú, interactuar con las diferentes poblaciones, identificando las principales necesidades y entendiendo su problemática, y esto nos motivó a desarrollar proyectos sociales que mejoraran la calidad de vida de los pobladores, porque entendimos que con cada acto, por pequeño que fuera, impacta a nuestra sociedad y nuestro mayor interés es poder brindar bienestar y, como nuestro propósito lo indica, generar conexiones que inspiran.

Nos enfrentamos a una nueva realidad. Nuestro entorno ha cambiado completamente, tenemos mayores exigencias técnicas y tiempos de respuesta muy cortos; pero, principalmente, nuestro mayor desafío en los proyectos es garantizar el cuidado del medio ambiente y contribuir con el desarrollo de la sociedad, especialmente aquellas poblaciones más alejadas donde se evidencia una falta de apoyo

¿Hacia dónde apunta la empresa en los próximos años en la gestión de proyectos?
ISA REP tiene como estrategia la creación de valor sostenible creando un impacto positivo en lo social y lo ambiental; por lo tanto, nuestros proyectos tienen como objetivo principal ser parte fundamental en la transición energética del Perú, enfocados en la sostenibilidad y confiabilidad, y con el propósito de contribuir con el cuidado del medio ambiente y aportando al bienestar, calidad de vida y desarrollo de las regiones, usando tecnología e innovación.

Nos preocupamos por respetar todos los compromisos ambientales y sociales que adquirimos con cada proyecto, porque estamos convencidos que nuestro bienestar está ligado al de todos y queremos que toda la experiencia adquirida pueda ser transformada en nuevos desafíos.

Actualmente nos encontramos en la construcción del proyecto YANA COYA, donde, dadas las circunstancias actuales de la pandemia, hemos desplegado nuevas formas de trabajar, que nos permiten adaptarnos y asegurar el cumplimiento de nuestros compromisos, porque sabemos que este proyecto es de interés nacional y, ahora más que nunca, sabemos que el Perú lo necesita y debemos impulsar la reactivación económica del país. Este proyecto permitirá generar muchos empleos en las zonas de influencia y contribuirá para que muchas regiones tengan acceso a oportunidades de desarrollo.

¿Cuál sería su evaluación del sector eléctrico en lo que respecta a la transmisión?
Nos enfrentamos a una nueva realidad. Nuestro entorno ha cambiado completamente, tenemos mayores exigencias técnicas y tiempos de respuesta muy cortos; pero, principalmente, nuestro mayor desafío en los proyectos es garantizar el cuidado del medio ambiente y contribuir con el desarrollo de la sociedad, especialmente aquellas poblaciones más alejadas donde se evidencia una falta de apoyo. Todo lo que hacemos está enfocado en eficiencia, uso de nuevas tecnologías, nuevos métodos constructivos, cumplimiento de compromisos sociales y ambientales para crear relaciones de largo plazo con todos nuestros grupos de interés.