Macron destaca la importancia de la energía nuclear para Francia

El presidente francés Emmanuel Macron dijo ayer que el futuro energético y ecológico de Francia depende de la energía nuclear.

83

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, declaró ayer que el futuro energético y ambiental de Francia depende de la energía nuclear. Durante una visita a las instalaciones de Framatome en Le Creusot, Macron dijo que la industria nuclear comprende 3000 compañías y 220.000 empleos, con 5000 nuevas contrataciones previstas para 2021 a pesar de la crisis causada por la pandemia. «Pocos sectores ofrecen tanto, en particular a nuestros jóvenes y en todo el país», escribió Macron.

Según la Asociación Nuclear Mundial (World Nuclear Association), Francia obtiene alrededor del 75% de su electricidad a partir de energía nuclear gracias a una política de larga data basada en la seguridad energética. Francia es el mayor exportador neto de electricidad del mundo debido a su bajísimo coste de generación, y gana más de 3.000 millones de euros al año por ello. La política energética de Francia, sin embargo, es reducir la parte de la energía nuclear en su mezcla de electricidad al 50% para 2035.

El Élysée Palace emitió una declaración sobre las «tres convicciones» de Macron que guían el futuro de la energía nuclear francesa: «Nuestro futuro energético y ecológico depende de la energía nuclear; nuestro futuro económico e industrial depende de la energía nuclear; y el futuro estratégico de Francia depende de la energía nuclear».

Como señala Intergovernmental Panel on Climate Change, la energía nuclear es una fuente de energía no intermitente que emite la menor cantidad de CO2. Para producir 1 kWh, una central de carbón emite 1000g de CO2, mientras que una central nuclear sólo emite 6g, según la declaración.

Al generar más del 41% de la energía en Francia, la energía nuclear nos hace autónomos», dijo Macron.

«También preserva el poder adquisitivo francés, con un kWh de media un 40% más barato que en nuestros vecinos europeos».

«Por lo tanto, la energía nuclear debe seguir siendo un pilar de la mezcla energética francesa durante las próximas décadas», dijo.

«Los conocimientos técnicos en cuanto a energía nuclear en el país se exportan a todo el mundo y tienen un superávit comercial de 7.000 millones de euros y este importante activo debe consolidarse».

Por ello, el plan de recuperación de France Relance anunciado el 3 de septiembre incluye el compromiso del gobierno de invertir cerca de 500 millones de euros (606 millones de dólares) en el sector nuclear.

Con 100 millones de euros de aquí a 2021, este fondo tendrá como objetivo apoyar a los actores estratégicos del sector que, de otro modo, estarían en dificultades debido a la crisis de la pandemia.

Este fondo se complementará con un fondo de modernización de 70 millones de euros para las empresas del sector. France Relance permitirá también el desarrollo de la tecnología de los pequeños reactores modulares.

«Todo lo que hace de Francia una potencia independiente, escuchada y respetada se basa en la industria nuclear», dijo Macron.

Su declaración sobre la energía nuclear se emitió dos días antes de la reunión con los líderes de la UE en Bruselas para discutir una mayor coordinación sobre COVID-19, el cambio climático, la seguridad y las relaciones exteriores.

El 11 de diciembre también se reunirán para la Cumbre del Euro. Tendrán como objetivo acordar un nuevo objetivo de reducción de las emisiones de la UE para 2030, a fin de que la UE pueda presentar su contribución nacional actualizada a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático antes de finales de este año.


Noticia tomada de: World Nuclear News / Traducción libre del inglés por World Energy Trade