A medida que se acelera el cambio climático, las naciones de todo el mundo están desarrollando conocimientos, políticas y tecnologías en torno a nuevas fuentes de generación de energía, centrándose en las energías renovables no convencionales. Aunque todavía se encuentre en fase de aprendizaje, la región latinoamericana presenta buenos ejemplos de desarrollo, especialmente relacionados a la generación de energía solar en Chile, Uruguay y Brasil.

Se estima que la demanda de energía en Latinoamérica crecerá alrededor del 40% en los próximos 20 años. En el mismo periodo, las fuentes de energía renovable -principalmente solar- tomarán mayor protagonismo y deberían representar el 80% de esa demanda. Este fue uno de los principales temas discutidos durante la primera mesa redonda online que el Grupo Nexans organizó el pasado 28 de octubre, junto a la prensa latinoamericana, en torno a los beneficios y desafíos de las energías renovables.

“Existe un gran potencial en este mercado, incluso en términos de recuperación económica debido a la crisis global generada por la pandemia COVID-19, desde el punto de vista de optimización, costos y potencial de creación de empleo”, explicó Luis Ernesto Silva, vicepresidente de la Unidad de Negocios de la Región Andina de Nexans.

De acuerdo con Silva y otros ponentes del evento, hay grandes oportunidades y retos por superar. Por ejemplo, la generación de energía solar es hoy más barata que nunca a lo largo de la historia, según un reciente estudio de la Agencia Internacional de la Energía. Sin embargo, todavía es necesario un mayor compromiso y creación de políticas públicas a favor de las energías renovables por parte de los gobiernos de la región.

“La clave del éxito radica en el consenso entre empresas, economía y política, teniendo esta última un fuerte aporte a la regulación económica y técnica del sector para garantizar el desarrollo y la competitividad”, agrega Silva.

Respecto a la innovación, los especialistas recomendaron que esta se enfoque a incrementar la eficiencia de la captación de energía con el objetivo de optimizar las instalaciones y mejorar la competitividad de costos además del almacenamiento y la mencionada electrificación de las redes. Todo ello, de la mano de la empresa privada y la tecnología que esta puede ofrecer.

“En América Latina, tenemos un fuerte enfoque en las energías renovables, especialmente la solar. Nuestra oferta para este mercado abarca desde cables resistentes al calor para paneles solares y cables superconductores, hasta trackers y arneses con la solución completa de Keylios. También incluimos cables para la red, subestación, transmisión y distribución. Con el portafolio dedicado de la solución Keylios, ofrecemos una mejor calidad y confiabilidad de la red, reduciendo el número de puntos de conexión, el tiempo de instalación y el desperdicio de material que puede representar una reducción total en el costo del sistema de cableado de bajo tensión de hasta el 15%”, finaliza Silva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here