Los dos proyectos son la iniciativa HyEx de Engie y Enaex en la región de Antofagasta y el emprendimiento «Highly Innovative Fuels» (HIF) liderado por Andes Mining and Energy en Magallanes.

El gigante energético Engie y el líder chileno en tecnología de voladuras Enaex firmaron una alianza estratégica para investigar la viabilidad de la producción de amoníaco verde a partir de hidrógeno renovable en julio de 2019. Enaex es uno de los principales productores de nitrato de amonio, que se utiliza ampliamente en las explosiones de la industria minera y podría empezar a producir explosivos ecológicos para su uso a nivel mundial.El proyecto HyEx, hasta ahora detallado en el Diario Financiero de Chile pero no ampliamente anunciado por ninguna de las dos compañías, tiene como objetivo una granja solar de 2.000MW que alimentaría una planta de electrólisis de hidrógeno de 1.600MW para producir 124.000 toneladas de hidrógeno verde por año. A su vez, esto se alimentaría a una planta de amoníaco que produciría 700.000 toneladas de amoníaco verde anualmente, de las cuales la mitad se alimentaría a la planta de nitrato de amonio de Enaex y el resto se suministraría para combustible, producción de fertilizantes verdes y el mercado de exportación.

Los planes indican que para el año 2024 debería estar funcionando un piloto con una planta solar de 36MW, un electrolizador de hidrógeno de 26MW y una producción de 18.000 toneladas anuales de amoníaco. El funcionamiento a gran escala está previsto para 2030.

La planta de nitrato de amonio de Enaex se encuentra en el distrito de Mejillones en la provincia de Antofagasta en el norte de Chile, a unos 1.400 km al norte de Santiago. Actualmente el amoníaco para la planta es importado.

Al comentar el surgimiento de esta noticia, María Paz de la Cruz, gerente de la asociación nacional de la industria H2 Chile, señaló el papel que las filiales chilenas de grandes empresas industriales están desempeñando en el desarrollo del mercado local del hidrógeno.

«Estamos muy expectantes ya que se trata de un beneficio puro para la economía nacional, fomentando la industria local, la mano de obra y las transacciones comerciales. A esto hay que agregar el hecho de que estaremos desplazando el amoníaco producido con combustibles fósiles por uno producido con fuentes renovables».

Las estimaciones de Engie y Enaex sitúan el potencial de reducción de carbono de la empresa en más de 600.000 toneladas por año.

El hidrógeno verde en la minería

En un nuevo saludo al potencial del hidrógeno verde para apoyar la descarbonización de la industria minera, Engie firmó en julio un acuerdo con la empresa australiana de desarrollo de tecnología minera mundial Mining3 para desarrollar conjuntamente soluciones de hidrógeno para la industria. La primera de ellas, el proyecto Hydra, consiste en desarrollar un nuevo tren de potencia y un sistema de reabastecimiento de combustible para que los vehículos de minería funcionen con hidrógeno en lugar de con diesel.

Hydra ha recibido una financiación de 252 millones de dólares canadienses (320.000 dólares de los EE.UU.) de la agencia de desarrollo económico chilena CORFO para apoyar los estudios de diseño y desarrollo. El objetivo es ampliar la escala de la solución para convertir los vehículos mineros en varios sitios mineros de Chile.

El proyecto también busca ayudar a establecer protocolos de seguridad para el uso de hidrógeno a escala en la industria minera.

Combustible verde

Los detalles del proyecto HIF, que incluye como socios a la empresa petrolera estatal de Chile ENAP, Enel Green Power, Siemens y Porsche, son todavía limitados en esta etapa.

El proyecto, que se ubicará en Cabo Negro al norte de Punta Arenas en la región de Magallanes en el extremo sur, se basará en la producción de hidrógeno a partir del viento combinado con la captura de carbono de la atmósfera mediante un proceso de síntesis para producir metanol verde y combustible para el transporte.

Se prevé que el piloto, que será uno de los más grandes de su tipo en América Latina, entre en funcionamiento en 2022, sujeto a la aprobación local. La producción inicial prevista es de 350 toneladas anuales de metanol verde y 250 toneladas anuales de combustible neutro en carbono.

«Este proyecto, que es un hito para el Grupo [Enel] a nivel mundial, puede permitirnos analizar las mejores soluciones tecnológicas para producir hidrógeno de manera eficiente aprovechando la riqueza de recursos y la robusta infraestructura de la Región de Magallanes», dijo Salvatore Bernabei, recién nombrado Director General Mundial de Enel Green Power, al hacer el anuncio.

«Al igual que estamos haciendo en Chile, seguiremos buscando otros países del mundo donde se puedan lanzar iniciativas similares», añadió.

El Ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet, dijo al respecto: «Gracias al hidrógeno verde tenemos una oportunidad histórica. Tenemos una posibilidad real de desarrollar una nueva industria para nuestro país tan importante como lo es hoy el cobre».

Hay tres factores que harán de Chile un líder mundial, declaró: «Nuestros bajos precios de las energías renovables, nuestra ventaja competitiva en la logística y nuestra estabilidad regulatoria».

La Agencia Internacional de Energía ha estimado que Chile podría producir 160 millones de toneladas de hidrógeno verde al año. Las cifras del Ministerio de Energía de Chile indican que el hidrógeno verde podría contribuir hasta un 20% de la reducción acumulada de las emisiones de carbono del país para 2050.

Noticia tomada de: Power Engineering International / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here