El gerente general de la Asociación de Grifos y Estaciones de Servicio del Perú (Agesp), Renato Lazo Bezold, dijo a Gestión que los gasoholes y, sobre todo, el gas natural vehicular (GNV) fueron los más afectados.

El director también se refirió a la situación actual de algunas estaciones de servicio. Indicó que algunas se han visto obligados a reorganizarse por la caída en el consumo de los combustibles. “El GNV se está dejando de utilizar. Ello generó que los grifos dejen de venderlo y opten por el diésel, que sí ha mejorado su venta en un 70%”.

Advirtió que esta situación ha perjudicado a los trabajadores de los grifos, un giro de negocio que beneficia a 65,000 familias.


Fuente: Gestión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here