“En estos momentos ya tenemos el nivel de producción previo a la pandemia”, dijo a BNamericas Pablo de la Flor, director ejecutivo de la sociedad nacional de minería SNMPE. “Hay una importante recuperación de la actividad en medio de exigentes protocolos sanitarios”.

Tras retomar las operaciones y recuperar sus niveles de producción previos a la pandemia, el reto inmediato del sector minero sería ahora simplificar la tramitología y las normas para facilitar la reanudación de grandes proyectos postergados y ayudar a la reactivación económica.

De la Flor señaló que el proyecto cuprífero de US$5.000 millones Quellaveco, concesionado a Anglo American; el de US$1.600 millones Mina Justa, también de cobre y de propiedad de Marcobre; y el de US$1.355 millones Ampliación Toromocho están retomando sus actividades de construcción.

“No vemos impacto respecto de la inversión de estos grandes proyectos por los efectos de la pandemia”, añadió De la Flor.

La producción de cobre subió 41% en junio respecto a mayo, el oro lo hizo en alrededor de 50% y la plata se disparó en 128%; también repuntaron el plomo (138%), el estaño (20%) y el molibdeno (16%), según los últimos datos del Ministerio de Energía y Minas.

De la Flor señala que ahora hay que determinar cómo, a partir del proceso de simplificación administrativa, se logra generar condiciones que permitan atraer la inversión que Perú necesita para poner en valor la cartera de 48 proyectos mineros que tiene en distintas etapas.

Sin embargo, el reciente veto del Congreso al gabinete ministerial presidido por Pedro Cateriano levanta dudas respecto a las acciones concretas que en adelante pueda tomar el gobierno de Martín Vizcarra para impulsar al sector minero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here