“La conflictividad y la sostenibilidad social medida por el Índice de Desarrollo Humano está conectada y se refuerza por la competitividad territorial”, agregó el ejecutivo.

Al inicio de la pandemia, la mina de cobre y zinc, ubicada en la región Ancash, en Perú, una serie de desafíos orientados al cuidado de la salud y también al desarrollo regional.

En esa línea, la empresa acelera su trabajo orientado hacia la competitividad territorial, en base a la diversificación productiva, la mejora de la calidad educativa y de la salud pública. Se trata de un modelo capaz de cerrar las brechas sociales y productivas.

“Estaríamos avanzando hacia la sostenibilidad social, y creemos que si cerramos el círculo, esto nos permitiría el acceso real en derechos humanos y deberes ciudadanos”, añadió Zegarra.

En contexto de emergencia, afirmó que aquello le permite tener a Antamina en Ancash, una minería con propósito, en donde las agendas de los otros actores del territorio, son también agenda de la minería.

“No buscamos reemplazar a nadie, sino fortalecernos todos, donde se canalice el aprendizaje colectivo, el liderazgo colectivo, donde somos partes (como siempre lo hemos sido) de un territorio y que se expresa de manera consciente”, destacó.

Nuestros intereses deben involucrar intereses de otros
Zegarra manifestó que el Covid-19 ha impactado en la competitividad minera en general, la ha detenido varias semanas, y también ha afectado la diversificación productiva, la salud y educación, “por lo cual la reactivación territorial tiene que desarrollarse”.

“Creo que vamos sumando en este proceso de desafío y de aprendizaje permanente, donde las relaciones que se construyen en base a la agenda del otro, a la capacidad de incorporar nuestros intereses pensando también en el otro, y sumando, no quedándonos en lo que nos falta, en base a nuestras potencialidades. Así, sentimos que vamos a seguir construyendo territorios, seguir construyendo país”, aseguró.

Reactivación minera tiene que ser rápida
El ejecutivo consideró que la actividad minera necesita reactivarse lo más rápido posible, porque genera en su territorio gran impacto en los diferentes sectores económicos asociados a esta industria.

“La generación de empleo es fundamental, pero no solo en la minería. Creemos que la rehabilitación de la infraestructura de soporte productivo y de salud o de otras actividades, pueden generar nueva mano de obra, y eso está incorporado en la propuesta que se está iniciando a nivel territorial”, subrayó.

Antamina potencia “Reactiva Ancash”
Refirió que Antamina trabaja lineamientos de la reactivación económica, de la mano con el gobierno regional de Ancash para potenciar el denominado “Reactiva Áncash”.

“Nos hemos sumado en ese esfuerzo, con muy marcado énfasis por el fortalecimiento de la gestión en la salud regional y local”.

Dijo que el siguiente paso es “acelerar la reactivación económica para generar empleo e ingresos para la población”.

Al respecto, remarcó que hay propuestas asociadas al mantenimiento y creación de núcleos ejecutores para poder gatillar a nivel más celular la economía en el territorio, así como algunos Fideicomiso en Garantía para la reactivación y reconversión de empresas y mejoras de optimización de trámites de inversión.

Reactivación paralela de sectores productivos
“Dado que veníamos trabajando con la autoridad regional el plan de competitividad, esto nos ha permitido rápidamente incorporar el programa de reactivación”, citó el ejecutivo.

Agregó que de esa manera no solo están pensando en la reactivación de un solo sector económico, sino de todo el territorio. “Esto se concretiza en un plan concreto de reactivación”, recalcó.

“Juntos venceremos al virus”
Pormenorizó que la propuesta que tienen para el Área de Influencia Operativa, se llama “Juntos venceremos al virus”, con énfasis en los trabajadores, comunidades, empresas proveedoras, contratistas, el gobierno local y regional.

“Hubo primero una respuesta inmediata, marcada por el apoyo humanitario, seguido por el fortalecimiento a la capacidad de respuesta de los centros de salud, de la primera línea, y ahora seguido por una reactivación económica y social”, acotó.

Cuatro etapas para la reactivación en Ancash
En el ranking global, Antamina está calificada entre las 10 minas más grandes de cobre. Es también productora de zinc, molibdeno y plata. BHP y Glencore poseen cada uno una participación del 33.75%, Teck Resources tiene una participación del 22.5% y Mitsubishi Corporation el 10% restante. Su enfoque de responsabilidad social está asociado al concepto de sostenibilidad.

Bajo esos criterios, el Vicepresidente de Asuntos Corporativos, señaló que el programa de reactivación económica y social en la región Ancash, ha sido planteado en cuatro etapas progresivas: capitalización familiar, comunal, territorial y sostenibilidad; y competitividad regional.

“En seguridad alimentaria hay la dotación de activos, promoción de actividades de emprendimiento, desarrollo de mercados locales, como ferias, con todos los protocolos de seguridad exigidos”, anotó.

Promoción de ferias y emprendimientos
Indicó que ya se están haciendo ferias productivas y asociando productores con algunos otros mercados, utilizando el mecanismo de “delivery”; y que es importante que todos los actores puedan encontrar su potencialidad en la cadena.

Informó que el esfuerzo multiactor de Antamina en Ancash en todos sus años de operación los ha llevado a un nivel de ejecución, de 320 – 330 millones de soles.

“Contamos con un portafolio de 1,028 millones de soles a junio del 2020 y tenemos 2.100.000 en jornales generados”, precisó.

Darío Zegarra acotó que se estima que pasarán a 3.800.000 hacia diciembre del próximo año, y con lo que pondrían en marcha 24 proyectos adicionales con un poco más de 700 millones de soles en materia de educación, saneamiento y salud. Las declaraciones las brindó durante un encuentro virtual organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú.

Fuente: ProActivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here