Consumo eléctrico de hogares subió 20% durante la cuarentena

2236

De acuerdo con las dos empresas de distribución eléctrica que operan en Lima Metropolitana, Enel y Luz del Sur, el incremento en la facturación de un grupo de familias se da porque el consumo de energía en los hogares se elevó en 20% respecto a lo que se tenía previa al estado de emergencia, pues las personas se mantuvieron dentro de sus hogares por el periodo de cuarentena.

La representante de Enel Perú, Claudia Suárez, afirmó que las tasas de crecimiento se dan porque hubo incremento a un ritmo de 12% por mes entre marzo y abril, que fueron los meses de mayor confinamiento.

«Por ejemplo, quizás antes de la cuarentena una familia usaba el servicio eléctrico seis horas en todo el día. Ahora lo usan las 24 horas, porque todo el día están en casa, con niños haciendo clases remotas y mayores con teletrabajo. Es un momento distinto para el consumo respecto de lo que solíamos hacer, afirmó.

Incluso señaló que si las familias mantienen la misma tendencia de consumo por las actividades que realizaban dentro de su hogar, la facturación reflejaría la realidad actual.

Regularización

Actualmente, las empresas de distribución eléctrica están en un proceso de regularización de la facturación, esto porque al inicio del estado de emergencia el Gobierno emitió el Decreto de Urgencia 035-2020, por el que suspendió la lectura de medidores tanto de luz como de agua y las empresas cobrarían en base al promedio del consumo de los seis últimos meses previa a la cuarentena.

Es decir, la norma obligaba a las empresas eléctricas a facturar los promedios de consumo, esté o no habitada una residencia o negocio. «Hay personas que dejaron su casa desocupada porque estaban donde un familiar o negocios, como librerías, peluquería, donde tampoco hubo consumo y los promedios han reflejado una cantidad irreal», explicó el gerente de Relaciones Corporativas de Luz del Sur, Hans Berger.

Desde el mes de mayo las empresas volvieron a realizar lectura de los medidores de luz. Ese consumo se contrasta con la última medición, que pudo haber sido en febrero o marzo, dependiendo de la fecha de cierre, y se calcula un monto total por todo el periodo de cuarentena.

Como ya hubo una facturación previa en marzo y abril, esta se resta del monto de la última medición. Si el consumo se elevó se deberá pagar la diferencia, pero si no se registró consumo, el saldo será a favor del cliente, quien podrá hacer efectiva esta diferencia a su favor en los siguientes recibos o, si es que ya pagó, puedes pedir la devolución de su dinero.

Por ejemplo, si en marzo y abril pagó s/40 en cada mes que era su consumo promedio, en total S/80, y en la medición de mayo salió que en estos tres meses el monto es de s/150, se le descontará lo ya pagado y el recibo será por s/70.

Gestión