Resurgimiento de la economía: Deber ineludible

176

Por César Gutiérrez, director de Utilities Perú

El desplome del PBI de abril, podría significar que el pronóstico de caída del 12% para este año que ha presentado el Consejo Fiscal, podría llegar hasta 15.5%, que es otro de los escenarios que prevé esta entidad. Si fuese solo 12%, hay que ser conscientes de dos cosas: que se necesitará crecer dos años consecutivos a no menos de 6.6% anual para recuperar el nivel del 2019 y que el endeudamiento nacional crecerá en 13.6% sin tomar deuda adicional y el cociente deuda/PBI, del 27.5% actual, se convertirá en 31.3% automáticamente.

La preocupación es ¿cómo reactivar la economía? Fijemos la atención en tres rubros que tienen ponderación alta en el PBI: Minería e hidrocarburos, manufactura y comercio. Entre los tres hacen el 41.1% del total.

Minería e hidrocarburos, tiene una incidencia del 14.4%, su desempeño dependerá del precio internacional de los productos, el cobre y el oro han empezado a repuntar, si la demanda China se recupera, podrá contribuir significativamente. Aquí no hay lugar para paralizaciones de producción, transporte y exportación por acción de terceros.

Manufactura, que viene padeciendo hace bastante tiempo por los precios predatorios de importaciones subvaluadas, pesa 16.5% en el PBI y requerirá un gran apoyo del consumo privado y público, aquí compete una gran campaña de comprar productos peruanos. Acción que corresponderá al sector privado, porque el gobierno acentuará su campaña mediática en el descrédito del adversario político y en el retorno del protagonismo de la Fiscalía, así pretenderá ocultar su incompetencia.

El sector comercio, que incide en 10.2%, deberá marchar a la par del sector manufactura, conscientes que la demanda interna será uno de los pilares de la recuperación, meta nada fácil.

Finalmente, será tarea de los que opinamos, denunciar el dispendio y el endeudamiento fácil, a los que el gobierno tiene gran vocación.