Empresas de minería y hoteles atraen interés por la compra y venta

302

Desde marzo, mes en que arrancó la cuarentena en el país, la situación del mercado de fusiones y adquisiciones no mostró su mejor rostro y el descenso en movimiento tranzado como número de operaciones descendió.

Transactional Track Record (TTR), plataforma de inteligencia empresarial especializada en datos del mercado transaccional, reportó en su documento Transactional Impact Monitor: Región Andina, que en el caso de Perú hasta el 11 de junio, el volumen cayó 63%, mientras que en valor mostró un descenso de 76%, en comparación con el mismo periodo del 2019.

¿Qué panorama tendremos en los próximos meses? Si bien no se puede decir si será positivo como en años anteriores, la recuperación ya se empieza a sentir. Según el CEO de Tudor & Grey Capital, Alfredo Zamudio, en las últimas semanas los encargos para posibles adquisiciones de empresas, tanto en Perú como en Latinoamérica, se han incrementado en 40%.

Y los sectores donde la mira está puesta son principalmente minería y hoteles.

Oportunidad

«Es claro que en momentos de crisis las fusiones puede llegar a tener un 70% de caída, pero si bien esta crisis sigue y seguimos en el ojo del huracán (…), debemos considerar que si las operaciones se realizan en está época de crisis son más rentables», sostuvo Zamudio.

Comentó que en su cartera tienen dos casos de requerimiento para fusiones, tres para venta de empresas y dos para compra de empresas. Una es del tipo cross border, tratándose de una transnacional, con la cual se encuentran en periodo de entrevistas, dijo.

«A nivel de venta ya existe mandato, incluso estamos buscando compradores en la región (Ecuador, Colombia y Chile) que pertenezcan al mismo rubro», adelantó Zamudio.

Si hablamos de montos, las operaciones pequeñas fluctúan entre US$ 2 millones y US$ 5 millones, mientras que las medianas y grandes alrededor de los US$ 80 millones y US$ 100 millones.

«Las operaciones pequeñas, que ya tienen un mandato, calculo que hacia octubre deben estar concluidas», mencionó.

El ejecutivo señaló que las empresas de tamaño menor en coyunturas como esta, reaccionan más rápido debido a que las accionistas tienen a ser muchas veces los directivos haciendo más flexible el proceso.

Desde su punto de vista, las empresas industriales deberían ser la más apalancadas, pero también han visto casos en servicios, como el de minas polimetálicas, pero pequeñas. «Requieren aporte de capital y están vendiendo una porción de la empresa», anotó.

Gestión