Inútiles y perniciosos subsidios para pago de electricidad

569

Estamos pasando por una grave crisis económica, reflejado en una caída del 3.4% del PBI en el primer trimestre de este año, el peor resultado de los países de la Alianza del Pacífico.

El gobierno, con el ánimo de paliar la situación, a principios de abril, previa afirmación que no habría cortes de servicio, emitió el Decreto de Urgencia (DU)-035-2020. Éste determinó que para la “población vulnerable” (PV), calificando así a los consumidores de electricidad de hasta 100 KWH, que hacen un pago mensual de 61 soles; las concesionarias tendrían que fraccionarle a 24 meses, los impagos incurridos en el período de “emergencia nacional”

Pero no solo la PV dejó de pagar, también se sumó una importante cantidad de consumidores domiciliarios, produciendo la rotura de la cadena de pago de los prestadores de servicio de electricidad y de los suministradores de gas natural.

El gobierno, sin tomar conciencia de la hecatombe creada, el día 28 del mes pasado ha publicado el DU-062-2020 que señala que los consumidores de hasta 300 KWH mensuales tendrán el mismo derecho otorgado a las PV. Esta franja de usuarios hace pagos de hasta 191 soles mensuales, y constituyen cerca del 80% de consumidores del sector domiciliario.

Los fraccionamientos generan intereses compensatorios, cuya tasa anual es de 7.13% de acuerdo a la normativa (artículo 176 del DS-009-93-EM). En el caso de consumos de hasta 100 KWH, se pagarán 100% con recursos del Fondo de Inclusión Energética (FISE), en aquellos que consumen entre 101 y 150 KWH, la cobertura será de 75% y los consumos entre 151 y 300 KWH, será de 50%. Esta medida, complica a las empresas por lo vivido en el período marzo-junio. Habrá un masivo acogimiento al fraccionamiento.

Los recursos del FISE provienen de los consumidores y los fines a los que están dedicados permite que la población de bajos recursos cuente con suministro de energía.

El pago de intereses tendrá un alivio limitado en ayudar al ciudadano, el problema será el pago del principal de la deuda y los cortes de servicio serán inevitables. De otro lado, se comienza a dilapidar recursos para la inclusión social energética en los sectores pobres. Medida demagógica, inútil y perjudicial; será otro fracaso del gobierno.

Por César Gutiérrez, director de Peru Utilities