La eficiencia energética del sector residencial en el Perú

789

Son muchos los interrogantes que tenemos acerca de ¿qué tan eficiente es el consumo energético en el sector residencial en el Perú? donde básicamente el 80% de sus habitantes viven en los centros urbanos(1).

Si bien el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) ha conseguido algunos logros importantes en el tema de eficiencia energética, aún se mantiene el desconocimiento general sobre ella ¿Qué es? y ¿Cómo utilizarla? Un ejemplo de esto es la última publicación del MINEM (22 de mayo de 2020) donde se “recomendó a las familias a hacer un uso eficiente de la energía, en tiempos de COVID-19 e invocó a la población que los artefactos eléctricos de alto consumo como el televisor, la terma eléctrica, lavadoras, etc. sean utilizados racionalmente y desenchufados al finalizar su uso”(2).

Sin ir más allá, el comunicado mezcla dos conceptos técnicos visiblemente distintos pero muy fácilmente de confundir como son: la eficiencia energética y el ahorro de energía por uso de los equipos energéticos en el hogar, que al día de hoy debieran estar claros, no solo por parte de la entidad gubernamental sino también de la población en general. Si bien el concepto de la eficiencia energética involucra un uso racional en el empleo del recurso, no significa que el ahorro energético sea un tema
de eficiencia.

¿Qué significa ser eficiente energéticamente? Es consumir menos energía para obtener un mismo servicio (hacer lo mismo con menos), por lo que no necesariamente indica que el ahorro en la factura por desconectar o utilizar los equipos sea ser eficiente. Lo anterior hace pensar que, a pesar de los esfuerzos aunados en los últimos años por parte de la Dirección de Eficiencia Energética por llevar a cabo estudios y consultorías sobre el tema, aún se mantiene una desinformación entre el desarrollo técnico y la comunicación a la población.

Así mismo y de acuerdo con la comunicación “los artefactos eléctricos de alto consumo son el televisor, la terma eléctrica, lavadoras, etc.”, este Ministerio no menciona su último estudio realizado entre el 2018 y 2019 en el que se reconoce que el estimado mayor por el consumo energético en el sector residencial es por el uso de refrigerador y/o congelador (55,3%), seguido por el uso de focos (9,57%) (3).

En dicho estudio se realizaron 2.500 encuestas en el sector residencial en la ciudad de Lima, las mismas fueron repartidas en todos los niveles socioeconómicos (NSE) de la población, allí el 90,37% de los encuestados afirmó poseer refrigeradores en sus hogares, en general la tenencia de este equipo no varia por los niveles socioeconómicos NSE del hogar, sin embargo, la capacidad del mismo si, a mayor nivel NSE se ve mayor tenencia de refrigeradores con cargas superiores a los 300 L, esto debido a que la capacidad está directamente
relacionada con el precio del refrigerador. En cuanto a la clasificación energética para los refrigeradores se encuentran en el mercado principalmente en categorías A y B, lo que significa eficiencias altas de energía, pese a ello, el mercado peruano es principalmente un mercado de importación donde el 95% de los equipos utilizados en el hogar provienen principalmente de China (4).

Lo anterior obedece al favorecimiento de ciertos aranceles en la importación de equipos de ciertos orígenes. Esta categorización aún es incierta en la medida que en el país no existe los mecanismos adecuados para un sistema de calidad, de seguimiento y control de estos equipos, por lo que cada marca es la encargada de categorizar sus equipos bajo la presunción de veracidad de la etiqueta energética.

Al ser el principal equipo de consumo energético, el refrigerador en el sector residencial resulta ser el más estratégico y recomendable en el monitoreo para la incorporación o sustitución por mejores y eficientes tecnologías: equipos inverter y/o la identificación del potencial de sustitución de equipos con operación deficiente (no ciclando, con fugas de frío, o daños en el compresor). Aún más cuando el consumo de energía promedio del sector residencial en Lima es de 153,7 kWh/mes en 2018, de acuerdo a la Encuesta Residencial de Consumo y Uso de Energía (ERCUE) 2018.

Igualmente se fundamenta la baja tasa de sustitución de los equipos que es percibida por los consumidores de acuerdo a su NSE. Para los niveles socioeconómicos A, B y C, la mayor parte de los consumidores perciben una vida útil promedio de sus equipos de entre 2 a 5 años, mientras que, para los NSE D y E, la mayor parte de los consumidores perciben una vida útil de entre 5 y 10 años.

Tal como pasa en la mayoría de los países de Latinoamérica, los equipos de uso en el hogar son sustituidos por equipos más eficientes en niveles socioeconómicos altos, mientras que el equipo que sobra por dicha sustitución va rotando como entrega a otra familia con menor NSE, muchas veces a través de venta de éste o en forma de regalo.

Así de esta manera, los equipos ineficientes no salen totalmente de uso, sino que van rotando hasta alcanzar posiblemente edades de uso superiores a los 20 años. Es por ello que nace la importancia del desarrollo y aplicación de políticas públicas en el tema de eficiencia energética.

De acuerdo a la percepción en el hogar, se puede concluir que los consumidores no tienen una idea clara del consumo energético de los equipos que hay en su hogar, ni del peso de los mismos dentro del consumo total de energía. Un ejemplo es el desconocimiento del tipo de luminarias existentes, pues cerca del 31% de los habitantes no pueden identificar el tipo de focos que poseen. En concordancia con los datos de importaciones existe una alta tenencia de focos ahorradores (fluorescentes compactos) con un nivel de tenencia del 40%, le siguen los focos tipo LED con 12% de hogares que poseen este tipo de focos.

Es evidente que el aumento de las importaciones de focos fluorescentes triplica la importación de los focos LED, lo que conlleva a concluir que aún no ha sido suficiente la promoción de sustitución de focos en los hogares peruanos a tecnologías de bajo consumo energético. En el sector residencial, además de focos LED, se hace prioritario realizar esfuerzos por promover equipos eficientes en secadoras, ya que hoy en día la mayoría de los modelos disponibles en el mercado son muy ineficientes.

Cambiar hacia equipos más eficientes, puede representar un mayor gasto inicial por parte de los hogares peruanos, pero esta inversión se ve retribuida al mediano plazo (entre 1 y 4 años), para calentadores, lavadoras y refrigeradores, dados los ahorros en la factura de energía y este es un punto sobre el que se deben enfocar las campañas de comunicación. Pero lo que si es importante hacer notar a las familias peruanas es que la sustitución o compra de un equipo nuevo más eficiente es cada vez más accesible. Mientras el precio de los equipos de refrigeración crecieron un 20% entre 2010 a 2020 (2% anual), el salario mínimo creció en el mismo periodo 60% (6% anual) lo que permite que un hogar peruano destine menos recursos económicos en la compra de un refrigerador promedio de 300L más eficiente. Este análisis indica que mientras en el 2010 una familia peruana necesitaba 1,72 salarios mínimos para comprar un refrigerador de 300L, en el 2020 debe destinar una cantidad menor, 1,29 salarios mínimos. Esta noticia es positiva porque demuestra que los equipos eficientes son más accesibles y permiten ahorrar al hogar peruano porque son más económicos y porque gastan menos electricidad.

Y aunque no existe una caracterización de los consumos energéticos en el sector residencial, el cual sería esencial, es muy importante que todos los esfuerzos realizados en campañas de transferencia y difusión de conocimiento deben ir acompañados de un fortalecimiento institucional riguroso y una articulación de actores que permita la correcta adopción y aplicación de la eficiencia energética sin distorsionar el concepto de ella.

Por: Yadira Torres Peña, Consultora en Eficiencia Energética
yadira_t@yahoo.com

——-

  1. INEI 2017.
  2. https://www.gob.pe/institucion/minem/noticias/162371-minem-exhorta-a-lapoblacion-a-usar-de-forma-eficiente-la-energia-electrica
  3. Evaluación del Impacto del Reglamento Técnico sobre el Etiquetado de Eficiencia Energética para Equipos Energéticos. Disponible en: http://namasenergia.minem.gob.pe/espe/subpagina/namaeficienciaenergetica/estudio?fbclid=IwAR28mDvNEhrkaxhOK
    Dg2AMPR6-eqXCzyC7Y6cL6caGTqvNO4tIenYfoHWGQ
  4. De acuerdo con SUNAT, los países origen de los refrigeradores provienen en un 45% de China, 15% de Tailandia, 13% de México y 11% de Colombia, principalmente.