Transición energética y redes inteligentes

160

El Grupo Red Eléctrica, a través de Red Eléctrica Internacional, administra más de 3.400 kilómetros de líneas de transmisión en Chile y Perú. La transición energética es clave para lograr una mayor interconexión de energías renovables.

Las interconexiones son protagonistas de la transición energética. Su papel es clave para lograr una mayor integración de energías renovables y avanzar en la descarbonización, por lo que el fortalecimiento de las interconexiones es una prioridad para los próximos años en el desarrollo de la red de transporte.

La visión de Red Eléctrica es contribuir de forma eficiente a descarbonizar la economía y conectar con los ciudadanos mediante la innovación tecnológica, la extensión sostenible de la electrificación y las telecomunicaciones, garantizando la conectividad y el acceso a la nueva generación renovable y favoreciendo la cohesión del territorio y la inclusión social.

Su propósito es focalizar en el sector eléctrico y de las telecomunicaciones el talento humano y tecnológico que posee la empresa y el que es capaz de atraer, para facilitar la actividad económica y la vida de los ciudadanos, de forma sostenible, operando los sistemas y las redes que dan acceso a la electricidad y las telecomunicaciones, servicios básicos en el siglo XXI.

RETOS DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

El sistema eléctrico se encuentra en una fase de transición hacia un modelo energético más dinámico, en el que destacará el papel de nuevos factores que harán que el consumidor sea el protagonista. La introducción de la electricidad en otros usos energéticos, como sucede en el transporte, representa este proceso de una progresiva electrificación de la sociedad.

“En la actualidad, la búsqueda de un consumo más eficiente y respetuoso con el medio ambiente hace necesario que la relación entre energía y sociedad evolucione hacia un papel más activo por parte de los consumidores y para ello, necesitarán contar con un mayor conocimiento acerca de cómo se consume la electricidad y de cuáles son las buenas prácticas para un consumo eficiente”, indica Juan Majada, director del Negocio Internacional.

La inadecuada comprensión del funcionamiento del sistema eléctrico ha dificultado la participación del consumidor en dicho sistema y lo ha mantenido en un segundo plano, como un consumidor pasivo; sin embargo, como actor clave del nuevo modelo energético, el consumidor está llamado a ser un ciudadano activo, lo que lo convertirá en protagonista fundamental del sistema eléctrico.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Las redes inteligentes necesitan un mantenimiento inteligente y eso es precisamente SAGA (Sistema Avanzado de Gestión de Activos), que es una iniciativa del Grupo Red Eléctrica de transformación digital que aprovecha el potencial analítico de las nuevas tecnologías para revolucionar el modelo de gestión de redes del siglo XXI.

SAGA utiliza dentro del proyecto la inteligencia artificial, el machine learning, big data, análisis avanzado de datos y la creación de modelos y algoritmos matemáticos que permite optimizar el mantenimiento y predecir futuros fallos que puedan surgir dentro de los activos de la red de transporte.

“Este nuevo modelo de gestión incorporará la tecnología y las capacidades que tenemos actualmente, para que dentro del ciclo de gestión de activos seamos mucho más eficientes y focalicemos los recursos a tareas más estratégicas y menos operativas”, agrega Majada.

SOBRE RED ELÉCTRICA INTERNACIONAL

Grupo Red Eléctrica es un holding español, cuya actividad principal es la operación y gestión de líneas de transmisión de electricidad, es pionero en la integración de energías renovables en la operación del sistema y administra más de 42.000 km de líneas de alta tensión con índices de calidad de servicio máximos. A través de su filial Red Eléctrica Internacional opera desde 1999 en Perú y desde 2016 en Chile, con unos 3.415 kilómetros de líneas de transmisión entre ambos países.

En Perú, Red Eléctrica Internacional presta servicios para las actividades de construcción, mantenimiento y explotación de redes de transmisión de energía eléctrica, logrando tener presencia en las regiones de Arequipa, Amazonas, Cajamarca, Cusco, Puno, San Martín, Moquegua y Tacna.