Energía nuclear juega un rol importante en la prevención del cambio climático, declaró el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, que participa en la cumbre del clima (COP25) que se desarrolla estos días en Madrid.

“Energía nuclear forma parte de la solución del problema del cambio climático”, subrayó Grossi. Explicó que “debido al hecho de que muchos países incluyen la energía nuclear en sus combinaciones energéticas, evitamos toneladas de muy malas emisiones a la atmósfera”.

En este contexto el director general del OIEA destacó que energía nuclear no es una parte del problema, sino de la solución, aunque añadió que la situación es muy grave. “Estamos aquí para transmitir este mensaje y fomentar las líneas de cooperación que tenemos con varias agencias e instituciones y para fortalecerlas aún más”, dijo Grossi.

Durante la cumbre Grossi mantiene reuniones con el secretario general de la ONU, António Guterres, la secretaria ejecutiva de la ONU para el Cambio Climático, Patricia Espinosa, así como con los jefes del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura, la Agencia Internacional de la Energía y la Agencia Internacional de las Energías Renovables.

La COP25 se celebra en la capital española del 2 al 13 de diciembre, después de que Chile renunciara a acoger la cumbre debido a la inestabilidad política en el país.

Sputnik