CADE 2019: General Electric apuesta por las energías renovables en Perú

Empresa identifica alto potencial en Perú por la existencia de solo 400 MW instalados de energías renovables. Perú es el quinto mayor mercado de General Electric en América Latina.

En su orientación al sector energético en la región, General Electric ve nuevas oportunidades en el negocio de energías renovables. Y si bien sus esfuerzos estaban en Brasil, el proveedor de equipos y servicios ahora expande la apuesta a más mercados.

Luis Felipe Carrillo, presidente de Centro y Latinoamérica para General Electric, indicó que la normativa que permite asignar potencia firme a las turbinas eólicas y que los generadores puedan contratar su oferta directamente abre oportunidades en Perú.

“Todo el mundo se enfocaba en Brasil, igual nosotros. Luego entramos en Argentina, acabamos de ganar proyectos en Colombia y los siguientes serán Perú y Chile”, comentó para el diario Gestión, en la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2019.

Refirió además que el potencial es alto en Perú, pues solo hay 400 MW instalados de energías renovables. En tanto, en Brasil, ya hay 8,000 MW y se sumarán otros 7,000 MW en los próximos años.

En la actualidad, Perú es el quinto mayor mercado de General Electric en América Latina.

Resultados y proyecciones

Consultado por el desempeño de la empresa en Perú en el 2019, Carrillo mencionó que los negocios en el sector de salud, aviación y transmisión de energía muestran crecimiento por la demanda de equipos médicos, turbinas y servicios, respectivamente.

En contraste, la actividad en proyectos de generación eléctrica –debido a la sobre oferta de energía-, gas y digitalización en empresas registra menor dinamismo. “Hay dos historias este año, unos negocios caminando bien, pero otros que no están creciendo”, anotó.

De cara al 2020, estimó que los negocios en salud y aviación seguirán con buenos resultados, mientras que la actividad de proyectos de energía podría empezar a despertar por la absorción de la oferta existente.

“Será un mejor año que hace dos o tres en el sector energía. Antes uno veía una enorme oferta versus una demanda restringida. Si la economía no se desacelera y el consumo sigue, deberíamos ver proyectos de generación por entrar en el 2021, 2022 y 2023”, finalizó.

Vía Gestión