OEFA paraliza actividades de Anabi en la minera Utunsa en Apurímac, para controlar impacto ambiental generado por el desplazamiento de mineral

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) ordenó a la empresa minera Anabi S.A.C., mediante una medida administrativa, paralizar de forma inmediata las actividades de acarreo y descarga de mineral en la fase 04 y 03 del pad de lixiviación de la unidad minera Utunsa, ubicada en los distritos de Haquira, en el departamento de Apurímac, y Quiñota, en el departamento de Cusco. 

Durante la última supervisión realizada por el OEFA el 11 de noviembre del 2019, a raíz de una denuncia ambiental de Gonzalo Velásquez, alcalde del distrito de Haquira, se observó que la fase 04 del pad de lixiviación presenta inestabilidad, y que producto de ello, el mineral, que contiene trazas de cianuro, ha sido desplazado en dirección a las áreas de suelo sin impermeabilizar de la fase 03, lo que constituye un inminente peligro y alto riesgo de daño a la calidad del suelo, posible afectación de la calidad del agua subterránea, al ecosistema bofedal y calidad del agua de la quebrada Huayllani, que se encuentra cercano al pad de lixiviación, y en consecuencia a la flora y fauna aledaña, además, a la salud de la población de Huancaumuyto, que se ubica a 6 kilómetros al noreste de la unidad minera. 

En caso de que la empresa no cumpla con la medida preventiva, se efectuarán las acciones administrativas, civiles y penales correspondientes. El OEFA continuará realizando la supervisión in situ y dictando medidas administrativas cuando se evidencien o se determinen potenciales riesgos que produzcan daños al ambiente o a la salud de las personas y verificando el cumplimiento de estas por parte de la empresa supervisada.