Gasoducto después de los pagos ilícitos

Por: Humberto Campodónico

“Solo con gasoducto se puede masificar a domicilio, como en Argentina, Bolivia y Colombia. ProInversión quiere masificar con gasoducto virtual (cisternas) y APPs”.

El fiscal superior Rafael Vela ha dicho que existe un acta firmada donde hay un reconocimiento de pagos ilícitos de parte de Odebrecht, “lo que determina para nosotros su culpabilidad respecto a lo que se está investigando en el gasoducto del sur”. Eso antes no se decía. Habrá discusión, y fuerte, sobre sus implicancias en el acuerdo de colaboración eficaz.

Primero, si hay pagos ilícitos, se habría violado el contrato de concesión, que dice: “los concesionarios declaran que ninguno de sus accionistas, socios o empresas vinculadas, o funcionarios, directores, empleados ha pagado, recibido, ofrecido, ni intentado pagar o recibir u ofrecer (…) ningún pago o comisión ilegal en relación con la Concesión, el Contrato y el Concurso” (Artículo 5.1.6).

Hasta ahora se sabe que el pago ilegal fue a un funcionario de Suez, para que se retire del consorcio que competía con Odebrecht. Este pago “entre privados” ¿cae dentro del 5.1.6? Algunos abogados dicen, sí, pues no hubo competencia y el Estado se perjudicó. Otros, no. ¿Hay pagos a funcionarios del Estado? No sabemos.

Segundo, ¿los socios del GSP podrían recuperar los US$ 1,500 millones invertidos en los tubos? ¿Depende de la cláusula 5.1.6 o no? Otrosí: ¿los tubos revertirían gratis al Estado? Tercero, los socios sí tendrían todas las de perder en un arbitraje, como el de Enagás contra Perú en el CIADI.

Cuarto, ¿es la muerte definitiva del GSP? Sus enemigos dirán que sí. Están los que quieren manejar la oferta para no perder en el futuro el control sobre las reservas de gas. Y también los que tienen centrales a gas e hidroeléctricas, que no quieren GSP para que las centrales de Mollendo e Ilo tengan que quemar diésel caro, lo que los beneficia pues venderían más cara su producción.

Quinto, ¿y el Lote 58 de la estatal china CNPC? Lo compró a Petrobras en el 2014, pensando en el GSP. Pero hoy sus reservas probadas de 3 TCF de gas se han ido a cero ya que, como no hay tubo, no se contabilizan. ¿Está pensando CNPC ver si se amplía el gasoducto TGP o hace uno nuevo por la misma ruta para monetizar sus reservas? Sí. Los licenciatarios son dueños de la molécula. El Perú no decide sobre su destino, aunque usted no lo crea.

Sexto, ¿y Bolivia? El presidente Vizcarra dijo que el gasoducto planteado por Evo Morales (vendría desde Tarija, cerca de Argentina, pasando al lado de La Paz) se uniría con el GSP en suelo peruano. En Ilo se haría una planta para exportar gas natural licuefactado. La inversión boliviana no bajaría de US$ 3,000 millones: ¿los tiene Bolivia? ¿Vizcarra seguirá impulsando el GSP? Creemos que no.

Debido a los pagos ilícitos, hoy hay mejores condiciones para encapsular (aislar) la corrupción, de manera que no afecte su viabilidad. Esto es clave. Hay que relanzarlo no solo como tubo sino como proyecto integral. Oferta: las reservas del Lote 58. Transporte: el GSP, pero con varios cambios: no se otorga el mantenimiento por 30 años; se reduce la tasa de interés del 12 al 7%, lo que baja el repago de la inversión. Demanda: las centrales de Ilo y Mollendo; las industrias; GNV en la Macrosur; la petroquímica, con socios internacionales.

Solo con gasoducto se puede masificar a domicilio, como en Argentina, Bolivia y Colombia. ProInversión quiere masificar con gasoducto virtual (cisternas) y APPs. No entiende que la masificación tiene rentabilidad social, no económica. Y se necesita una red nacional de gasoductos, cual telaraña (da envidia ajena la red de Bolivia; acá hay solo un gasoducto de Camisea a Lima). Por eso, para relanzar el gasoducto del sur, hay que saber primero toda la verdad para que haya justicia.

Ver más: La República