Entrevista: “Hay una inconsistencia e incomprensión de lo que es una política energética en el país por parte del Gobierno”

Compartimos un extracto de la entrevista al gerente Gas Natural y Proyectos de Energigas, Walter Cornejo, que saldrá publicada en su versión completa en la edición 126 de la revista Energía y Negocios. Cornejo es claro en sus apreciaciones respecto a lo que necesita el país para masificar el gas natural y para impulsar un mercado donde los jugadores operan libremente basados en un interés nacional y no de partes. 

¿Qué opina acerca de los acuerdos entre Perú y Bolivia que incluye, entre otras cosas, un compromiso por importar gas de Bolivia para algunas zonas del Perú? 

Como país, así como podemos usar gas natural peruano, también podemos usar gas natural extranjero. Primero, porque no está prohibido; de hecho somos un país que importa muchos hidrocarburos. El tema está en saber si esto encaja dentro de las políticas generales de Estado antes que de Gobierno, y además si eso satisface las necesidades que tiene el país, desde el punto de vista energético. Sin embargo, lo que se observa es una política totalmente confusa y desordenada de parte del ministerio. Por un lado, Energigas firmó un convenio hace ya 4 años con YPFB para importar GNL, y sin embargo hemos encontrado una oposición en las autoridades. Anteriormente habían dicho que sí podíamos importar sin ninguna restricción, y con las autorizaciones que teníamos como agentes habilitados, pero después ha sido el ministerio que -de manera reiterada- lo ha negado porque eso “podría atentar contra el proyecto de distribuciones en el sur, el Siete Regiones”. El resultado es que hace algún tiempo solicitamos a Osinergmin la puesta de una estación de regasificación, pero nos ha sido negada en primera instancia, indicando que no nos pueden dar una autorización para miniredes -cosa que no hemos solicitado-. con lo que entendemos que no quieren que pongamos una estación de regasificación. 

Entonces, a Energigas le niegas la posibilidad de importar y le niegas el permiso de autorización para poner su estación de regasificación; pero por otro lado el Estado va y hace sus convenios de importación. O sea, el Estado sí puede importar, y el privado no. Esto no es consistente. 

Ha habido una relación directa con el tema de la exclusividad de distribución de los concesionarios, en este caso con el proyecto 7 Regiones… 

Los comercializadores siempre hemos operado como una avanzada, porque nosotros llegamos antes que el concesionario llegue a donde en ese momento no podía llegar. De hecho, Cálidda tiene todo el departamento de Lima y Callao, sin embargo geográficamente ha cubierto una fracción que probablemente no es ni siquiera el 20% de la geografía de Lima y Callao. Hoy, quince años después de que empezó a operar, es una valiosa contribución de las empresas comercializadoras el seguir avanzando en los lugares en donde no llega el gas. 

Lo que ocurre es que el Estado establece un sistema de concesiones que no lo tiene claro; quiere masificar pero no entiende el concepto de masificación, y no lo entiende porque pretende aplicar los conceptos de Lima a las provincias. En Lima funciona el subsidio cruzado de las industrias hacia las instalaciones residenciales porque en la capital la industria es muy fuerte. En Lima está el 65% del PBI industrial, por lo que vas a encontrar que las posibilidades de ese subsidio es magnífica. Pero el mismo modelo se lo llevan a provincias y lo que obtienen como resultado es que no funciona.  

Por otro lado, es ilógico pensar que en las provincias el gas esté más caro que en Lima, debería estar a igual precio. En las provincias, en el norte y el sur, el gas natural residencial cuesta -tal como están puestas hoy las tarifas- el doble que en Lima. ¿Por qué no son similares las tarifas? Y en el caso de las industrias, aún peor, llega a ser más del doble. Lo que uno nota es que hay una inconsistencia e incomprensión de lo que es una política energética en el país, y eso se resuelve por las mismas vías que se ha estado utilizando antes: se resuelve por poner una tarifa única nacional. 

¿Cuál sería el efecto de la tarifa única nacional? 

Con eso lo que va a pasar es que en Lima el precio se va a incrementar, pero ¿cuánto? Solo en centavos de sol. Con un centavo de sol por metro cúbico que incrementas en Lima, obtienes un subsidio de 20 millones de dólares al año, y con 20 millones de dólares al año subsidias todo lo que necesitan esas dos concesiones del norte y el sur para las instalaciones residenciales, logras financiar por lo menos el 60% de esas redes, de esas dos concesiones que tanto dolor de cabeza le dan a la Dirección General de Hidrocarburos o al ministerio de Energía y Minas. 

Algunos pueden decir que esos dos centavos es muy caro; pero este año el gas natural en Lima ha subido ya 4 centavos y medio. De enero a junio de este año. Entonces, si ha subido 4 centavos y medio y no ha pasado nada, aumentar dos centavos para ayudar a que en esas dos concesiones se desarrollen las redes y se cristalicen las inversiones que han sido planteadas a nivel residencial, no debería ser mayor problema. Cuando se establezca la tarifa única se van a beneficiar con menor tarifa los clientes residenciales y las industrias de las provincias, y por lo tanto lo que va a quedar es que los comercializadores van a regresar al rol que tuvieron desde un inicio, que era ir hacia los centros más remotos como una avanzada. Con eso se puede equilibrar las tarifas y mejorar todo el desarrollo del gas natural en el país. 

Pero el ministerio no mide las consecuencias de sus actos, están viendo los intereses de estas concesionarias, que puede ser legítimo, pero no está mirando el interés nacional, ni está viendo que hay posibilidades de solución sin necesidad de afectar a las comercializadoras. 

¿Y qué sucede con el FISE, que no se aplica a provincias? ¿Piensa que también es otra alternativa que deba promoverse para las provincias? 

FISE tiene Lima y tiene Ica, pero no lo tienen estas provincias. Es otro absurdo. Debemos buscar que no esté todo concentrado en Lima. Este FISE debe ir también a las provincias. Es una medida que se cae de madura, que el FISE se debe aplicar también a provincias. 

¿Cuál es su análisis respecto al memorándum de entendimiento no vinculante entre dos generadoras térmicas y el gobierno boliviano? 

Las empresas tienen todas las opciones que crean conveniente; ahora, yo no sé si cierra económicamente un gasoducto tan largo desde Bolivia, no sé a qué precio le llegará. Pero si se trata de llevar gas a Ilo, desde Marcona llega más rápido que desde Bolivia, y pienso que a menor costo. Eso no tiene nada que ver con que se prohíba el gas boliviano. 

En resumen, ¿cuáles son las medidas que podrán dar un empujón a la masificación del gas natural?

Lo primero, unificar las tarifa, una tarifa única nacional de gas natural. Siempre hay variación, pero son pequeñas, muy similares. EL GNV también debería tener una tarifa igual que la tiene Lima, que permita que se difunda. 

Es decir, la primera medida: la tarifa única nacional. Esto va a generar un subsidio cruzado que es parte de esa medida. La segunda es que hay que construir infraestructura para gas, los gasoductos no se van a construir solos, ni los van a construir las empresas privadas; debe ser a partir de una política de Estado. Así como se construyen carreteras de vehículos para llevar los alimentos y otros productos desde provincias, de igual manera deben construirse carreteras de energía. Y en ese caso las carreteras de Energía son los gasoductos. Si es necesario en ese proceso hacer una integración con otros países, no hay que temerle. La integración regional tampoco es una mala idea. 

¿Ve actualmente una fuerte integración energética en la región? 

Hay poco en realidad, lo que ocurre es que Bolivia sí ha estado vendiendo gas Brasil y a Argentina; Chile por otra parte está importando GNL y en algún momento inclusive estuvo dispuesto a venderle gas a Argentina. Son oportunidades puntuales, yo no aprecio que en los países en Latinoamérica tengan una política general establecida de integración. Seguro en algunos foros se discute, pero no se ha avanzado en esa materia…. 

(La entrevista completa en la edición 126 de la revista Energía y Negocios…