PROVEEDORES: PetroAmérica planea incursionar en GNL y alza la voz contra informalidad en mercado de GLP

PetroAmérica es una de las más importantes empresas del rubro de combustibles líquidos y GLP con presencia en todo el Perú. De acuerdo con su gerente general, la empresa está comprometida con el cumplimiento de toda la normativa de seguridad y calidad exigida. La ejecutiva manifiesta su preocupación por la competencia “desleal” que hay en el mercado de GLP envasado y, también, deja la semilla de la curiosidad respecto a los planes de la compañía.

Con 25 años en el mercado a nivel nacional, PetroAmérica es una empresa peruana de hidrocarburos comprometida con la seguridad y el cumplimiento de la normativa en todos sus procesos. Estos son los principales pilares de la compañía que la han llevado a posicionarse de manera creciente en el mercado de combustibles líquidos y GLP.

De acuerdo con Martha Agama, gerente general de PetroAmérica, tanto sus colaboradores internos como sus productos y servicios tienen el respaldo de una empresa formal que está a la vanguardia en lo que respecta a normativa de seguridad y calidad, rasgo que complementan con la personalización de sus productos y servicios.

“Nosotros ofrecemos un servicio personalizado, dirigido a entregar un producto de calidad al ama de casa (GLP envasado); todos nuestros productos pasan por un estricto control de calidad y seguridad: válvulas inspeccionadas en el tiempo debido y el mejor mantenimiento”, enfatiza.

Sin embargo, Agama advierte que la informalidad y la falta de fiscalización en el mercado de GLP ponen en desigualdad de competencia a las empresas que se esfuerzan por cumplir con la reglamentación exigida por las autoridades.

“Salen muchas empresas informales que nos hacen competencia desleal, porque el hecho de cumplir esta reglamentación demanda gasto que finalmente lo tiene que asumir la empresa, pues esta no la podemos trasladar al costo del producto”, acota la ejecutiva.

Martha Agama hace hincapié en que, por ejemplo, las empresas informales no cumplen con la reglamentación puesto que muchas no cuentan, por ejemplo, con bombas contra incendio listadas. En otros casos tienen extintores listados, pero no los recargan. Asimismo, no le hacen mantenimiento a los aspersores de los sistemas contra incendio, los cuales se pueden obstruir al momento de ser usados.

“Hacer el mantenimiento a un aspersor (cada aspersor cuesta aprox. 40 dólares) representa un gasto de por lo menos 10 dólares. Y de acuerdo a las líneas que tengan los tanques para poder cubrir el sistema contra incendios, por lo menos tendrás unos 40 o 50 aspersores. Hacer un mantenimiento a eso tiene un costo, pero el informal no lo hace y competimos en desigualdad de costos y precio”, explica.

En ese sentido, Agama es categórica al decir que debe haber una mayor fiscalización por parte del organismo competente (en este caso Osinergmin), no solo a las plantas envasadoras de balones de gas, sino a todas las demás empresas que conforman la cadena de suministro de este bien.

“La fiscalización está estrictamente dedicada a fiscalizar las plantas envasadoras, pero la informalidad está mucho más allá de las plantas envasadoras”, acota.

Exigencias extremas

De otro lado, Agama mostró su inconformidad con el enfoque de algunas de las actuales exigencias de la reglamentación de comercialización y seguridad de GLP, puesto que muchas de ellas son “imposibles de cumplir”; en ese sentido, señaló que estas deben ser modificadas y estar orientadas a mejores objetivos y a resguardar la seguridad.

El origen de PetroAmérica y su novedoso futuro

PetroAmérica nació como una empresa de transportes y con el tiempo, ante el surgimiento de nuevas necesidades de combustible para el área de transporte, creó un primer grifo. Luego otro. Ante una necesidad creciente y considerando que eran una empresa de transporte que recorría toda la costa peruana, su accionariado mayoritario decidió incrementar el número de estaciones a lo largo de toda la costa.

“También tenemos estaciones en Cusco, en la zona de Selva, incluyendo un grifo flotante”, detalla la ejecutiva.

Es así que actualmente, PetroAmérica provee GLP envasado, transporte de combustibles líquidos y GLP mayoristas, cuenta con una amplia cadena de estaciones de servicio (o grifos) y brinda servicio de transporte de combustible líquido y gas, bajo el principio de responsabilidad social y preservando el medio ambiente.

El objetivo de la empresa es seguir creciendo en su unidad de Transporte, continuar expandiéndose como mayorista de combustibles y, con el tiempo, ingresar al rubro del gas natural licuado (GNL).

“Con respecto al GNL, ya estamos negociando tener algún tipo de presencia en este rubro, probablemente antes de cerrar el año vayamos a poder dar alguna noticia”, revela Matha Agama.