Panorama actual del mercado de comercialización minorista de GLP envasado

Por: Sandro Fernández. Experto en mercado energético y gestión de procesos

El gas licuado de petróleo, GLP, es mucho más que una simple mezcla de propano y butano, es un combustible eficiente, asequible y de fácil transporte, lo que le permite llegar a zonas donde incluso no existen vías de acceso. Es, además, un combustible amigable con el medio ambiente, permitiendo reducir la emisión de gases contaminantes, lo cual también ayuda a mejorar la calidad del aire que respiramos todos, permitiendo una mejor calidad de vida. Se constituye de esta manera como una energía limpia, sostenible y cercana a la sociedad.

En nuestro país, desde el 2011, se ha producido un desarrollo sustancial en el mercado de GLP y en la ampliación de la cobertura de este combustible a nivel nacional, acercándolo mucho más al consumidor final, siendo los principales beneficiados las regiones del interior del país, y principalmente las zonas urbano-rurales y rurales.

Esto se ha visto reflejado en el amplio crecimiento de la formalización de puntos de distribución de GLP envasado a nivel nacional, conocidos técnicamente como Locales de Venta de GLP, los cuales ofrecen un acceso permanente al GLP envasado para uso domiciliario (balones de gas) para la población de las localidades donde se encuentran ubicados, pasando de dos mil novecientos diez (2910) establecimientos en el 2011 a más de nueve mil cuatrocientos (9400) establecimientos al primer trimestre del 2019[1], lo cual representa un crecimiento de más del 300%.

Estos resultados adquieren mucha más relevancia desde el punto de vista humano y social, puesto que el incremento de la cobertura del GLP ha permitido por una parte, un continuo crecimiento en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible Nro. 07, que mide, entre otros indicadores, el porcentaje de la población que tiene acceso a combustibles limpios, donde hemos pasado de 64.9% en el 2011 al 73.8% en el 2017, siendo la población rural la más beneficiada con el GLP, puesto que es el único combustible que puede llegar a estar localidades, donde hemos pasado de 10% en el 2011 al 20.3% en el 2017[2]. Y, por otra parte, ha permitido una reducción en el consumo de leña y otros combustibles altamente contaminantes para cocinar, pasando, a nivel nacional, del 36.8% en el 2011 al 15.4% en el 2017, siendo la población rural nuevamente la más beneficiada con el GLP, donde se ha reducido del 84.9% en el 2011 al 41.1% en el 2017.

El GLP es el combustible con mayor cobertura a nivel nacional, esto debido a su practicidad de envasado, que lo hace fácilmente transportable a cualquier lugar del país, lo cual ha permitido pasar de 327 (18%) distritos en el 2011 a 1076 (58%) distritos en el I Trimestre del 2019, lo cual equivale a un incremento del 40% del acceso de los distritos al GLP. Cabe decir que hay departamentos como San Martín, donde el total de sus distritos cuentan con al menos un Local de Venta de GLP. Esto es, sólo considerando los distritos con puntos de distribución permanentes de GLP (Locales de Venta de GLP), puesto que, si consideramos los distribuidores minoristas de GLP envasado, quienes recorren varios distritos con sus vehículos, el porcentaje de distritos que tienen acceso al GLP sería mucho mayor[3].

A nivel comercial e industrial también se ha producido un incremento sustancial en el uso del GLP, esto es mediante la implementación de consumidores directos de GLP, que vienen hacer tanques de almacenamiento de GLP para grandes consumidores de este combustible. Hemos pasado de aproximadamente cuatro mil cuatrocientos (4400) en el 2011 a aproximadamente nueve mil cuatrocientos (9400) en el I trimestre de 2019. Esto significa que más de 9400 establecimientos, en su mayoría pertenecientes a pequeños y/o medianos empresarios, se han visto beneficiados y hacen uso del GLP para sus operaciones.

A nivel de Plantas Envasadoras de GLP, el crecimiento no ha sido menor y ha sido de mucha importancia para lograr el crecimiento del mercado de GLP envasado. Hemos pasado de noventa y cinco (95) plantas envasadoras de GLP en el 2011 a 117 de GLP en el I trimestre de 2019[4]. Este crecimiento se ha dado principalmente en el interior del país, lo cual ha permitido disminuir los costos de transporte desde el centro de envasado hacia el punto de distribución final, incrementar la cobertura del GLP y ha generado una mayor competitividad en el precio de venta para el usuario final.

Si analizamos la participación en el mercado de estas plantas envasadoras de GLP, tenemos que a nivel de Locales de Venta de GLP certificados, Solgas S.A. es la planta envasadora con mayor cantidad de locales certificados[5], con aproximadamente 1400 (20%) locales, seguido de Lima Gas S.A. y Llama Gas S.A., con aproximadamente el 12% cada una. Son estas tres plantas envasadoras las que también tienen la mayor capacidad acumulada de almacenamiento de GLP en sus locales. A nivel de regiones, Puno es el departamento con mayor cantidad de Locales de Venta de GLP, tiene más de 1900 locales, sin embargo, Lima es el departamento con mayor capacidad acumulada de comercialización de GLP envasado en Locales de Venta de GLP. Respecto a la capacidad autorizada de almacenamiento en Locales de venta de GLP, tenemos que aproximadamente el 60% de los locales tiene una capacidad menor a 300 kg y aproximadamente el 30% tiene una capacidad entre 300 kg. y 1000 kg.

Si analizamos el mercado de consumidores directos de GLP, vemos que de los más de 9400 consumidores que hay en el mercado, aproximadamente 1700 cuentan con certificados de conformidad de instalación emitidos por alguna planta envasadora de GLP[6]. Lima es el departamento con mayor cantidad de consumidores, con aproximadamente 5500 consumidores (60%) y con mayor capacidad acumulada de almacenamiento de GLP en dichos establecimientos, esto se explica por la mayor fuerza comercial/industrial del país se centra en la capital. De los consumidores directos de GLP certificados por plantas envasadoras, Solgas S.A. y Lima Gas S.A. son las plantas con mayor cantidad de consumidores certificados con aproximadamente el 650 (40%) consumidores cada una. Si analizamos la capacidad de almacenamiento del total de consumidores, tenemos que el 45% tiene una capacidad de almacenamiento menor a 120 kg. y el 25% entre 120 y 500 kg.

En conclusión, podemos ver que el mercado comercialización minorista de GLP envasado se ha desarrollado considerablemente en estos últimos años, lo cual se debe principalmente a la iniciativa privada, así como a simplificaciones administrativas promovidas por Osinergmin y los subsidios para

promover el uso del GLP dirigidos por el FISE. Sin embargo, aún hay mucho por hacer para consolidar el desarrollo sostenible del sector, teniendo grandes retos por delante tales como: Garantizar la seguridad y trazabilidad de los cilindros de GLP, la lucha contra la informalidad en la comercialización del GLP, tanto a nivel del desvío de GLP envasado para uso a granel como en la comercialización final de los cilindros de GLP en puntos de distribución informales, evaluar la estructura de la cadena de comercialización de GLP para permitir trasladar la disminución de los precios internacionales al consumidor final, asimismo, resulta conveniente analizar la efectividad del traslado de la responsabilidad, a las plantas envasadoras de GLP, de la verificación de las condiciones de seguridad los locales que certifican, toda vez que estos sobrecostos son trasladados, al precio de venta de los cilindros de GLP, al consumidor final. Sin embargo, y a pesar de estos retos, el GLP sigue posicionándose como el combustible más usado y de mayor cobertura a nivel nacional.

[1] Según cifran de Osinergmin (al 17/03/2019)

[2] Según cifras de INEI, Cabe decir que estas cifras sólo incluyen a la población que usa de forma exclusiva gas.

[3] Un análisis de los lugares de canje de los vales FISE nos podría brindar dicha información.

[4] Sin contar las Empresas Envasadoras sin Instalaciones.

[5] Mediante Resolución de Consejo Directivo N° 146-2012-OS/CD, se aprobó el Procedimiento para la Obtención del Certificado de Conformidad de los Locales de Venta de GLP, y sus modificatorias, establece que la emisión del Certificado de Conformidad implica la responsabilidad solidaria de la Empresa Envasadora sobre la seguridad de las instalaciones del Local de venta de GLP.

[6] Mediante Resolución de Consejo Directivo N° 189-2015-OS/CD, se aprobó el “Procedimiento para la Obtención del Certificado de Conformidad de Consumidores Directos de GLP y Redes de Distribución de GLP”, el cual define una serie de obligaciones a cumplir, cuyo incumplimiento es sancionable.