No resolver distorsión en mercado eléctrico cuesta S/ 5 al mes por usuario

Luz del Sur, Celepsa, Statkraft y Conenhua, que operan centrales hidroeléctricas, reclamaron que las distorsiones que se han denunciado en el mercado eléctrico en los últimos años, en vez de resolverse, se han hecho cada vez mayores, y que eso se refleja en sobrecostos que cada vez asumen en mayor medida los consumidores regulados, a quienes la situación les significa hoy un pago adicional de S/ 5.00 en la factura mensual de cada usuario, según sus estimados.

En un pronunciamiento conjunto, esas compañías revelaron que, al caso ya conocido de la distorsión que ocasiona la subdeclaración de precios del gas natural empleado por un grupo de termoeléctricas, se suma otro caso menos conocido, que sería el tiempo de funcionamiento excesivo de ese mismo grupo de plantas
que, dicen, en total representa el 70% del mercado térmico.

Indicaron que si bien, en teoría, el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) debe operar bajo el concepto económico de que primero entreguen electricidad las generadoras con menor costo de producción lo que debería poner en primer lugar a hidroeléctricas, eólicas y solares, en la práctica, las que operan por más tiempo son las térmicas.

Declaración irreal
Explicaron que si bien ese concepto económico se tendría que aplicar a cada hora del día (y bajo el cual en horas punta o de mayor demanda se añadan las centrales de mayor costo, como térmicas o plantas a diésel), ese grupo de termoeléctricas se mantienen operando hasta 168 horas continuas. Es decir, una semana completa.
Señalaron que esos son los tiempos de operación en total que declaran requerir las mencionadas generadoras, desde que encienden y calientan sus máquinas hasta
que empiezan a suministrar la electricidad, hasta los tiempos que les demora enfriarlas antes de apagarlas completamente.

Lo normal, indican las hidroeléctricas, es que ese tipo de centrales a gas natural demore entre 20 minutos y una hora en calentarse y operar, y hasta cuatro horas para apagarse, pues, además, esas son las especificaciones de los fabricantes.

No obstante según los denunciantes las térmicas estarían declarando requerir las mismas 168 horas bajo el argumento de que un menor tiempo de operación puede
dañar sus máquinas. Las referidas hidroeléctricas afirman que esta situación ocurre debido a un presunto incumplimiento por parte del Osinergmin de la Norma Técnica de Operación en Tiempo Real que emitió el Ministerio de Energía y Minas (MEM) en el 2005, que obliga a ese regulador a confirmar que la información que le remite cada planta sobre sus condiciones técnicas de operación sea real y esté auditada.

Además, señalaron que la presunta inacción del Osinergmin se da a pesar de que una consultoría que encargó ese organismo a la empresa Estudios Eléctricos, en el 2008, le confirmó que la información que le reportaban esas plantas generadoras sería inconsistente y no reflejaría la realidad.

Mayor costo
Toda esta situación, señalaron las hidroeléctricas denunciantes, tiene varias consecuencias.

La primera es que durante las 168 horas continuas en que operan las térmicas se produce un consumo innecesario del gas natural, cuyo costo no lo asumen esas plantas, sino que se distribuye entre las otras empresas generadoras, a razón de un sobrecosto o compensación total de US$ 80 millones en promedio anual, que
al final estas últimas trasladan a los usuarios regulados.

Otra consecuencia es que la operación continua de esas térmicas impide que empiecen a producir, en el tiempo que lo requiere la demanda, las otras generadoras de menor costo (hidroeléctricas, centrales eólicas y solares), lo que impide reducir el costo total de la operación eléctrica en el SEIN.
Osinergmin responde Sobre el tema, Osinergmin informó a Gestión que existe un proceso sancionador, el cual se encuentra en trámite desde antes del reclamo de
las empresas.

Asimismo, señaló que han prepublicado el proyecto del procedimiento para la supervisión de las inflexibilidades operativas y el regulador se encuentra evaluando los comentarios presentados por los interesados siguiendo las buenas prácticas recomendadas por la OCDE, organismo que promueve el debate entre todos los grupos de interés, previo a la publicación de normas a fin de dotarlas de legitimidad.

Por su parte, el presidente del Comité de Operación Económica del SEIN (COES), César Butrón, indicó que esa entidad no tiene la facultad de imponer multas por los casos antes explicados, y que la única acción de Osinergmin fue multar al COES.

Elías garcía
elias.garcia@diariogestion.com.pe

Ver más: Gestión