Alemania pone punto final a petróleo con autos eléctricos y de hidrógeno

Alemania vuelve a ser noticia mundial afirmando que el tiempo de las medias tintas ha quedado atrás y es tiempo de dar un giro a tecnologías más eficientes, sostenibles y seguras. La Canciller Angela Merkel ha dicho que no se puede seguir viviendo en el siglo XXI usando transportes contaminantes del pasado.

Pero los cambios no terminan allí. Este país ha cerrado gran cantidad de plantas nucleares y de carbón, aumentando la generación con fuentes como eólica y solar.

Asimismo se esta invirtiendo más de 1.1 billón de dólares en la producción de baterías eléctricas para ir un paso más allá en la movilidad sostenible. El año pasado ciudades como Hamburgo prohibieron de un tajo los anitcuados vehículos de diesel y en Alemania entera se esta dando financiamiento y facilidades a las familias que decidan comprar un coche eléctrico.

Algo parecido podría pasar en México, Perú, Colombia, Chile, Argentina, Brasil y porque no en España. Lo cierto es que todos estos países ya comenzaron, algunos hace rato, iniciativas diversas para dejar atrás el ruido y la contaminación de los coches de petróleo por otras opciones, algunas de ellas incluyen un mayor uso de “bike shares” o bicicletas compartidas.

Ya tienen primer tren de hidrógeno

El año pasado se estrenó el primer tren con batería de hidrógeno en Bremervörde. La empresa Alstom, uno de los mayores fabricantes de trenes de Europa, el Ministro de Economía y Transporte de Baja Sajonia, el Ministerio Federal de Transporte y las autoridades de transporte Landesnahverkehrsgesellschaft Niedersachsen (LNVG) y Eisenbahnen und Verkehrsbetriebe Elbe-Weser (EVB) celebraron este estreno mundial. Ante multitud de invitados y prensa alemana y extranjera, el primer tren de pilas de hidrógeno del mundo entraba en la estación.

El Coradia iLint, producido por Alstom en Salzgitter, Alemania, está dotado de pilas de combustible que transforman el hidrógeno y el oxígeno en electricidad, eliminando por tanto las emisiones contaminantes causadas por la propulsión. Dos de estos modernos trenes están funcionando desde el pasado con horarios regulares, en la región de Baja Sajonia. Por el momento, serán los viajeros de la red Elbe-Weser de EVB quienes podrán disfrutar de los primeros viajes en estos trenes con bajo nivel de ruido y cero emisiones, que pueden alcanzar los 140 km/h. Por otro lado, los trenes Coradia iLint de LNVG prestarán servicio a cerca de 100 km de la línea que discurre por Cuxhaven, Bremerhaven, Bremervörde y Buxtehude, reemplazando la flota diésel actual de EVB.

 

Ver más: EnergíaLimpiaXXI