Braskem obtiene récord de R$ 7,1 mil millones en el 2018

Braskem, la mayor petroquímica de las Américas y líder en la producción de biopolímeros, alcanzó en el 2018 una generación neta de efectivo récord de R$ 7,1 mil millones, 187% más en comparación al año anterior. Ese resultado fue gracias a la variación positiva del capital de giro operativo, depreciación del real frente al dólar, menor pago de tributos en el exterior y menor pago de intereses.
El ingreso neto de ventas también aumentó en 18%, pasando de R$ 49,3 mil millones en el 2017 a R$ 58 mil millones en el 2018, mientras que el EBITDA de Braskem disminuyó 8%, de R$ 12,3 mil millones a R$ 11,3 mil millones. La empresa registró una ganancia neta de R$ 2,87 mil millones el año pasado.

“Mostramos solidez, resiliencia y resultados consistentes en un año de reducción de spreads internacionales en nuestra industria y en el cual tuvimos que enfrentar varios eventos extraordinarios que afectaron nuestra operación alrededor del mundo: la huelga de camioneros en Brasil, el riguroso invierno en Estados Unidos, la inestabilidad en el acceso a materias primas en determinados mercados, como el europeo y el incidente en la planta de cloro sosa en Alagoas”, explicó el presidente de Braskem, Fernando Musa. “Estamos preparados para enfrentar los desafíos de la economía mundial”, añadió.

Entre los logros operativos y comerciales del 2018, la demanda de resinas (polietileno, polipropileno y PVC) en Brasil fue de 5,2 millones de toneladas, una expansión de 2,4% en comparación al 2017, explicada por la mejora en el nivel de actividad económica, impulsada por la demanda de los sectores agroquímico, cosméticos, farmacéutico y de embalajes para alimentos.
En EE.UU., la demanda de polipropileno (PP) en el mercado estadounidense fue 3,1% superior en comparación al 2017, con énfasis en los segmentos de tapas y película orientada, muy utilizadas en embalajes de alimentos. Respecto al mercado europeo, la demanda de PP presentó una reducción, acompañada por el débil desempeño económico de la región, en particular en países como Alemania e Italia. Por su parte, en México, la tasa de utilización de las plantas de polietileno (PE) fue de 77%, 11% inferior al 2017 en función del menor suministro de etano en el periodo y de la parada programada realizada en mayo. Por ello, las ventas de PE fueron un 18% inferiores al 2017, totalizando 799 mil toneladas.

Iniciativas para la globalización

Braskem destacó en el 2018 gracias al avance de varias iniciativas que apuntan hacia la estrategia de diversificación de materia prima e internacionalización de la empresa. Por ejemplo, en Brasil, se inició con la operación de la central petroquímica de Bahía utilizando etano importado como materia prima. En Estados Unidos, se invirtieron US$ 382 millones de un total de US$ 675 millones previstos para la construcción de una nueva planta de polipropileno– la sexta unidad industrial de PP en Estados Unidos, que cuenta con la mitad del progreso físico ya concluido. Además, se aprobó la constitución de nueva empresa en India con el objetivo de buscar nuevas oportunidades de crecimiento y ventas.

Braskem también dio inicio a su proceso de transformación digital, definido por una hoja de ruta que abarca más de 50 iniciativas, cubriendo áreas como Operaciones Industriales, Marketing, Ventas, Supply Chain y Corporativa. Asimismo, Braskem está adoptando tecnologías como inteligencia artificial, machine learning y advanced analytics, con el objetivo de crear herramientas digitales de optimización de procesos, mantenimiento preventivo, control de calidad, blockchain en logística, proyección de oferta y demanda, rastreo de productos, entre otras acciones.

En él ámbito de alianzas para el cuidado del medio ambiente, en enero del 2019, Braskem se unió junto con otras 30 corporaciones globales, a la Alianza para el Fin de los Residuos Plásticos, una organización sin fines de lucro que planea invertir en cinco años hasta US$ 1,5 mil millones en proyectos y desarrollo de tecnologías para terminar con el deshecho de plásticos en el medio ambiente, especialmente en los océanos. “Eso demuestra nuestro compromiso en lograr un mundo mejor, en el cual el plástico pueda ofrecer a la sociedad todos los beneficios que tiene y que, en el post uso, cuente con un descarte correcto”, dijo Musa.

Braskem conquistó también importantes reconocimientos en la gestión de personas. Fue premiada por Out & Equal Workplace Advocates, la más grande organización global en favor de los derechos LGBT+ en el ambiente de trabajo, por su defensa de la diversidad e inclusión de personas LGBTQIA+ en el ambiente laboral. Además, Braskem fue elegida como una de las empresas más amadas por sus trabajadores en un estudio realizado por Love Mondays, plataforma digital de Glassdoor; y también figuró entre las Mejores Compañías para Empezar la Carrera, de acuerdo con el estudio de la revista Você S/A.

Sobre Braskem

Con una visión de futuro global, orientada al ser humano, los 8 mil Integrantes de Braskem se empeñan todos los días para mejorar la vida de las personas, creando las soluciones sostenibles de la química y del plástico. Es la mayor productora de resinas de las Américas, con una producción anual de 20 millones de toneladas, incluyendo productos químicos y petroquímicos básicos, y un ingreso neto de R$ 50 mil millones en el 2017. Exporta a Clientes en aproximadamente 100 países y opera 41 unidades industriales, ubicadas en Brasil, EE. UU., Alemania y México, esta última en conjunto con la mexicana Idesa.