Schneider Electric provee sistema de iluminación eficiente para los amantes del camping y trekking

  • Se trata de Mobiya TS 120S, una solución LED portátil de carga solar, orientada para aquellos lugares desprovistos de electricidad. El dispositivo es resistente al agua y carga cualquier dispositivo móvil.

Llegó el verano, una época codiciada por los amantes del camping y el trekking. Ya sea en los campos, lagos o cerros, todos saben lo importante que es ir bien equipado y preparado para cualquier emergencia por lo que una fuente de electricidad puede cambiar el panorama de cualquier aventurero.

Una solución es Mobiya TS 120S de Schneider Electric, líder en la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización. Se trata de una lámpara LED con un peso de alrededor de un kilo, que contiene un colgador ideal para ponerlo en el techo de una carpa, o en un árbol. Esta también tiene una pequeña circunferencia en su parte inferior, donde se le puede introducir una botella de agua para utilizarla como lámpara de piso y, con el agua de su interior, reflectar aún más la luz producida por el dispositivo.

“Tiene un panel solar con el cual puedes cargarla sin realizar ningún gasto adicional, también es resistente a golpes y agua (estándar IP-65), por lo que tiene una durabilidad de aproximadamente 10 años. Uno de sus principales atributos es el cargador USB, lo que permite mantener dispositivos, como un teléfono, cargado”, comenta Ángela Robles, jefe de producto en Schneider Electric Chile.

El sistema incluye un botón de intensidad regulable, para que su funcionamiento se extienda por 6, 12 o 48 horas, y volver a cargarlo en un proceso de alrededor de 4 horas. La lámpara eficiente de Schneider Electric posee 120 lúmenes de salida de luz y tres ajustes de brillo, que proporcionan hasta 48 horas de iluminación ininterrumpida con un solo día de carga solar.

Otra de sus características principales es su resistencia al agua, permitiendo una inmersión de hasta medio metro por un máximo de 1 hora. Mobiya soporta caídas desde 1,5 mts. de altura, sin sufrir daño alguno. Su diseño es adaptable y permite la manipulación de niños y adultos.

El diseño ergonómico de Mobiya permite siete formas distintas de uso. Se puede llevar y sostener con una sola mano, colgar en el techo, montarla en la pared, dejarla sobre un escritorio e incluso, fijarla en la tapa de una botella y utilizarla como poste en el exterior.