Distriluz recomienda: Cuatro elementos básicos para ahorrar electricidad en las fábricas

La electricidad industrial que se emplea para el funcionamiento de plantas de producción o fábricas, maquinaria, aparatos eléctricos, iluminación, alumbrado y aparatos de media o alta potencia, es en gran medida uno de los gastos más fuertes de este tipo de empresas.

En nuestro país, la industria manufacturera y la minería representan alrededor del 56% de la demanda de electricidad del país, siendo el doble de lo que consume todos los hogares, de acuerdo con cifras de Osinergmin.

La utilización de motores eléctricos para el funcionamiento de maquinarias en fábricas puede absorber gran parte del consumo de energía de sus plantas, una cifra bastante alta que si se traduce en dinero eleva considerablemente los costos de funcionamiento.

En ese sentido, Distriluz, grupo de empresas que distribuye y comercializa energía eléctrica en 12 de 24 departamentos del Perú, brinda algunas recomendaciones para conocer de qué manera las fábricas pueden ahorrar energía mientras optimizan sus procesos respetando el medio ambiente.

Diagnóstico y supervisión de la energía. Un especialista puede detectar qué equipos consumen más energía y ayudarlos a gestionar de forma inteligente el consumo energético, según la demanda. Además, en el mercado peruano existen soluciones que integran servicios digitales conectados a la nube que pueden reducir en 1/3 los costos operativos en una planta, lo que se traduce en un 15% del valor de la operación.

Motores eficientes. El 60% del consumo de energía en las industrias lo ejecutan los motores, por ello, debemos de revisar que el tipo de motor con el que cuentan las máquinas sea de alta eficiencia, de no ser así se estaría generando sobrecostos.

Variadores de velocidad. Los variadores de velocidad que se utilizan para controlar la velocidad giratoria de las maquinarias, especialmente de motores; pueden reducir hasta en 50% la velocidad del trabajo de los motores. Si las industrias apostaran por los motores en alta eficiencia y los variadores de velocidad reducirían su consumo de 20% a 60%, y recuperarían su inversión en esta nueva tecnología entre 6 meses y 2 años, dependiendo del caso.

Iluminación. La iluminación representa el 7% del consumo eléctrico de la industria, por ello, es recomendable que los pequeños fabricantes aprovechen la luz natural y reemplacen los focos incandescentes por tecnología LED, apliquen automatización y control de su sistema de alumbrado y practiquen hábitos de uso responsable de energía.

El consumo de energía eléctrica está relacionado a la potencia de las maquinarias y el tiempo de uso de estas, es por ello, que es muy importante aprender a identificar los procesos en los que se pueden optimizar tiempos y recursos.