Exceso de regulaciones afectan desarrollo de los sectores Energía y minas en Perú

El crecimiento incesante de regulación burocrática del Ministerio del Ambiente sigue afectando el desarrollo de los sectores de energía y minas del Perú, criticó el experto en temas energéticos Anthony Laub.

Durante una entrevista con la agencia de noticias Xinhua, Laub cuestionó la sobrerregulación donde existen cerca de “40 instituciones que están directa o indirectamente vinculadas con el sector de energía y minas”, ocasionando que algunos proyectos de inversión hayan esperado hasta 50 meses para obtener la aprobación de sus estudios de impacto ambiental, cuando son seis meses el plazo máximo fijado en los Textos Únicos de Procedimientos Administrativos (TUPA).

“En procesos administrativos para la obtención de permisos, nosotros hemos hecho una evaluación que son más de 100 permisos que tiene que tener cualquier inversionista que quiera hacer algún tipo de proyecto de energía o de minería en el Perú”, apuntó en el contexto del VII Congreso Internacional “Día de la Energía”, organizado por la firma “Laub & Quijandría Energy Group”.

Por otra parte, Laub criticó que los sectores no se han visto beneficiados por el Plan Nacional de Simplificación Administrativa impulsado por el Estado en el año 2013, cuyo fin es la mejora de los procedimientos y servicios orientados a los ciudadanos y empresas.

Además sostuvo que una probable solución es volver al esquema implementado en la década de los 90, donde existían sólo cinco actores estatales que intervenían directa e indirectamente en la regulación. Según el especialista eliminar todo este esquema de regulaciones excesivas no genera más corrupción ya que “por el contrario, mientras más Estado hay, más corrupción hay”.

Ver más: América Económica