Infraestructura de autos eléctricos demanda al menos US$2 millones

  • Pese a los beneficios tributarios, estos vehículos costarían hasta $15 mil por encima de uno regular.
  • Infraestructura de autos eléctricos demanda al menos $2 millonesInfraestructura de autos eléctricos demanda al menos $2 millones.

Hace poco más de un mes, el Gobierno exceptuó del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a la importación de vehículos eléctricos, un paso interesante para facilitar el uso de estos automóviles, con una huella de carbono menor a la de uno tradicional, pero su ingreso todavía depende de una serie de medidas, como la instalación de estaciones de carga y un marco legal adecuado.

Según el ingeniero Johnny Guerrero, especialista en movilidad eléctrica de ABB en el Perú, es importante establecer bonos, que en otros países oscilan entre los $3 mil y $5 mil al precio de venta. También se requieren facilidades arancelarias, pero no solo para los automóviles, sino también para la infraestructura de carga, donde se deben tener tarifas especiales o franjas horarias con precios especiales. “Favorecer, por ejemplo, la venta de autos debajo de $30,000 FOB, con la idea de promover masivamente la renovación del parque automotor para lograr un ambiente más limpio”, manifestó.

Costos e inversiones

El mayor costo de un auto eléctrico es el inicial, que aproximadamente viene a ser entre $12,000 y $15,000 más que su equivalente de combustión. “Luego, a la larga, y mientras más recorrido se tenga, las ventajas económicas son realmente significativas frente a los vehículos tradicionales o híbridos, debido a que es al menos el doble de eficiente. El costo de la electricidad necesaria para su recorrido debería ser de al menos seis veces menor que uno de combustible”, refirió.

Los costos también dependerán de la disponibilidad de estaciones de carga rápida. Guerrero opinó que con unas 150 estaciones en toda la costa se podría llegar de Tacna a Tumbes, pero para una primera etapa sería aceptable tener en Lima unas 20 estaciones de carga rápida, de 2 cargadores cada una, lo que demandaría una inversión aproximada de $2 millones.

Oferta en el mercado

Mientras los niveles de producción eléctrica se mantengan por encima de lo demandado por las industrias y consumidores regulados, el especialista considera que el Perú no tendría problemas de generación eléctrica e incluso se podría tener mejores tarifas para todos.

Sin embargo, cuando la situación varíe, comentó que se necesitaría impulsar proyectos de generación de energía eléctrica con base en energías renovables, que tengan tarifas diferenciadas y franjas horarias con tarifas reducidas para la carga de vehículos eléctricos.

Aseguró que todas las marcas que han llegado al mercado nacional, hasta la fecha, tienen autos híbridos o eléctricos. “Por ejemplo, aquí ya se comercializa el Toyota Prius híbrido. Tendrían que traer una versión enchufable y modelos 100% eléctricos”, refirió. En unos meses, Engie anunció que traería buses eléctricos de transporte público.