Electrowerke: La tendencia GIS en subestaciones

El Ing. Jorge Castro, gerente técnico de Electrowerke, destaca las ventajas que ofrecen las subestaciones eléctricas encapsuladas en gas (GIS) y su impacto en el mantenimiento. Esta tecnología se ha convertido en una tendencia mundial, cuyas aplicaciones son válidas tanto para subestaciones como líneas de alta tensión.Electrowerke es channel partner oficial de GE Power en Perú.

¿En qué consiste la tecnología GIS?
Data de mediados de la década de los 60 y utiliza el hexafluoruro de azufre, o SF6, como medio de aislamiento eléctrico para los componentes de una bahía típica de toda subestación eléctrica: interruptores, seccionadores, transformadores de instrumentación y pararrayos. El SF6 es un gas inerte artificial con excelentes propiedades aislantes, así como una estabilidad térmica y química excepcionalmente alta. Su rendimiento y elevada fiabilidad justifican su amplio uso como medio aislante tanto en alta como en media tensión. Así, se reduce la distancia entre los componentes de una subestación hasta en un 60%, y se compacta todo el equipamiento. Además, su compartimentación facilita la ubicación de una falla.

Por ello, desde el comienzo de la cadena de suministro, no es necesario transportar varios equipos, como era tradicional. Sólo se traslada un encapsulado, reduces el peso y los requerimientos de envergadura y seguridad en el transporte.

Asimismo, una subestación común exige un amplio terreno; en cambio, el terreno requerido para implementar las bahías con este tipo de tecnología GIS se reduce dramáticamente en relación a la alternativa AIS (entre 30% y 60%). Por tanto, la inversión inicial para adquirir terrenos, cada vez más escasos, también se reduce. En cuanto a la instalación, también es más sencilla: ya no se necesita un puente grúa.

VENTAJAS. Con el GIS se reduce la distancia entre los componentes de una subestación hasta en un 60%.Además, su compartimentación facilita la ubicación de una falla.

Finalmente, respecto a su funcionamiento, no necesita un mantenimiento mayor hasta los doce o quince años de operación. Sólo requiere inspecciones visuales y limpieza, en caso necesario. Esto reduce drásticamente los costos de mantenimiento.

Si esta tecnología es tan buena, ¿por qué recién se está usando en el Perú?
El factor más importante ha sido el económico. Si bien permite grandes ahorros en toda la cadena de suministro, sobre todo en el mantenimiento, la inversión inicial es más cara que la solución convencional. Sin embargo, en los últimos años, se han abaratado los costos y, actualmente, representa, en promedio, un 30% por encima del costo del equipamiento tradicional. Esta inversión inicial, a la larga, se justifica completamente.

En el último quinquenio nos hemos estructurado para ser una empresa orientada a proyectos y proveedora de soluciones. Desde el 2015 incrementamos nuestra participación en proyectos llave en mano.

Ustedes son channel partner oficial de GE en Perú. ¿Cómo se forjó la relación entre Electrowerke y GE?
Cumplimos 20 años en el mercado. Somos una empresa con trayectoria. GE es una multinacional global que en Perú, en el rubro eléctrico, carecía de un brazo operativo para atender las necesidades de sus clientes. Aquí, GE vendía directamente, pero para el mantenimiento o reparación traía especialistas de sus filiales en la región (Chile, Colombia o Brasil). En ese contexto se gesta el contacto con Electrowerke, por su experiencia y staff de profesionales, para ser más que un representante autorizado de ventas. Además, trabajamos para que en el corto plazo proveamos servicios como brazo local de GE, una vez que culminemos el proceso de acreditación. Como toda transnacional respetable, hay una exhaustiva evaluación para calificar como proveedor autorizado de servicios. Para fines de año esperamos ser un canal autorizado también en el tema de servicios.

Una subestación GIS no necesita un mantenimiento mayor hasta los doce o quince años de operación.

¿Qué ventajas representa para los clientes de Electrowerke la relación con GE?
La principal es que tenemos información de primera mano sobre los últimos desarrollos de GE, que cuenta con un área de investigación y desarrollo, y constantemente lanza innovaciones y mejoras de productos. Tenemos ingenieros en constante actualización gracias a ello. Este es un plus muy importante, sobre todo en el mercado eléctrico, donde el know how es esencial. Estar con la última novedad siempre te destaca frente a la competencia.

¿Qué permite a la GIS de GE destacar frente a otros productos?
Básicamente, por dos razones. Una es la experiencia. Durante 50 años, GE ha colocado este producto en 103 países. A la fecha se han instalado unas 23 mil bahías con la tecnología GIS, lo que representan unas tres mil subestaciones. Hay 6 centros de fabricación en el mundo, todos ellos certificados con ISO 9001 e ISO 14001, así como OHSAS 18001. Aparte, hay dos centros de competencias donde se revisan y mejoran los diseños para retroalimentar los procesos de producción.

La otra razón es la introducción de una mejora al SF6 de nuestra solución GIS. Si bien este gas tiene propiedades dieléctricas, también contribuye al efecto invernadero. Un kilógramo del mismo equivale a emitir 23 toneladas de CO2 a la atmósfera. Esta tecnología tiene el gas encapsulado, con un ratio mínimo de pérdida por año.

Sin embargo, hace algunos años, en alianza con 3M, GE desarrolló un gas con iguales propiedades dieléctricas al SF6 para un óptimo encapsulamiento de los componentes de una subestación, pero mejorando el cuidado del medio ambiente. El nuevo producto, denominado g3 (Green Gas for Grid), sustituirá al SF6 al tener un 98% menos de impacto ambiental. Ya hay casos probados de éxito. Hace tres años, se instaló en Suiza una subestación GIS de cuatro bahías, en 123 kV, que redujo en 700 toneladas las emisiones de CO2. Esta tecnología también se aplica en líneas de transmisión de alta tensión, como se hizo hace dos años en el Reino Unido. Como ve, es una tendencia mundial.

Montaje y puesta en marcha de la GIS para ENGIE.

¿Cuáles han sido los trabajos GIS más destacados en el Perú?
El último gran trabajo ha sido con Engie (ex Enersur). En 2001 suministramos cuatro bahías GIS, en 245 kV, para la subestación Ilo 2. Quince años después, en 2016, se hizo el primer mantenimiento con nuestros especialistas y los de la fábrica. Duró unas cinco semanas y fue, desde el punto de vista técnico, una experiencia grata para nosotros y el cliente. Electrowerke busca una comunicación adecuada para disminuir las dificultades a sus clientes con esta solución versátil y útil.

LOS PLANES
¿Cuáles son los objetivos de la empresa?
Si bien tenemos veinte años en el mercado, hasta hace cinco éramos, básicamente, una comercializadora de productos. Ofrecíamos algún que otro servicio y participábamos en proyectos pequeños. En el último quinquenio nos hemos estructurado para ser una empresa orientada a proyectos y proveedora de soluciones. Desde el 2015 incrementamos nuestra participación en proyectos “llave en mano”. A fines del 2017, nos adjudicaron un proyecto para ELOR, en Iquitos, y dos proyectos más para ENOSA, en Puerto Pizarro y Zarumilla (Tumbes). Actualmente participamos en una licitación para un proyecto que involucra una subestación GIS en 220 kV para Electrodunas, ofreciendo el portafolio de productos de la línea GE Power.
También hemos adecuado nuestra estructura organizacional para cumplir con nuestra misión y visión. Acabamos de recibir la certificación ISO 9001, bajo la nueva versión de la norma. Sin duda, buscamos mejorar la calidad de nuestros procesos.

¿El nuevo local en Ate forma parte de esta nueva estructura?
Exacto. Teníamos el almacén en Lurín, las oficinas corporativas en San Isidro y las de servicios en el Cercado de Lima. Con este nuevo local, optimizamos tiempo y dinero. Queremos ser la empresa peruana líder en soluciones para subestaciones eléctricas en el mercado peruano. Contribuimos al desarrollo de nuestros clientes y, por ende, del país.

Queremos ser la empresa peruana líder en soluciones para subestaciones eléctricas en el mercado peruano. Contribuimos al desarrollo de nuestros clientes y, por ende, del país.