ABB invierte US$30 millones en nueva fábrica de componentes de transformadores en Suecia

Los innovadores bushings de epoxy seco permitirán transmisión UHV de larga distancia y promover seguridad y eco-eficiencia.

ABB está invirtiendo más de $30 millones en una unidad de fabricación de última generación, que se encuentra en construcción en el complejo de la compañía en Ludvika, Suecia. La nueva unidad incrementará la producción y expandirá la capacidad y rango de su oferta de bushings secos de alto voltaje.

El mercado de bushings de alto voltaje, componentes esenciales en redes eléctricas, ha estado creciendo gracias a un aumento en la demanda global de electricidad y un mayor número de líneas de transmisión eléctricas de largo alcance, que se usan para transmitir energía desde fuentes renovables y requieren voltajes más altos.

Los bushings son dispositivos cerámicos de forma cónica que permiten a los conductores eléctricos pasar de forma segura a través de particiones, como paredes o tanques, y aislar el conductor y su campo eléctrico. El aislamiento del conductor eléctrico y otros factores de seguridad se hacen más importantes en tanto el voltaje se incrementa. Mientras que los bushings usualmente usan petróleo como material aislante, los bushings “secos”, que serán producidos en la nueva fábrica, usan epoxy, haciéndolos más seguros y amigables con el ambiente.

Construir la unidad de producción en el complejo de la compañía en Ludvika, una de las áreas de manufactura más amplias y avanzadas tecnológicamente de ABB, permitirá que los materiales sean probados y ensamblados bajo los más altos estándares de producción, seguridad y eficiencia.

“Con esta nueva fábrica, incrementaremos nuestra capacidad productiva para cumplir con el incremento de la demanda de nuestros innovadores bushings de epoxy seco”, dijo Markus Heimbach, director de la Unidad de Negocios de Transformadores de ABB, parte de la división Power Grids de la empresa. “Esta inversión refuerza el compromiso de ABB con el liderazgo en el desarrollo de lo último en tecnología y refuerza también la posición de ABB como socio de elección para posibilitar una red más sólida, inteligente y verde”.