Solo tres empresas en el sur y ocho en el norte del país recibirán gas natural

  • Según reporte de supervisión a concesiones de distribución de gas del Osinergmin.
  • Experto señala que tarifas de gas de Camisea para industriales en la zona sur resulta hasta 59% más caro que en Lima, lo que es un desincentivo para la conversión a ese carburante.

Aun cuando ya hay más de 379,000 metros de redes de distribución de gas natural instalados en siete ciudades del norte donde se ha concesionado este servicio, y 324,000 metros en cuatro ciudades del sur, solo ocho usuarios industriales están habilitados para recibirlo en la zona norte, y tres apenas en el sur, hasta abril del 2018, según cifras en un reporte de supervisión de Osinergmin.

Y no se debería esperar más industriales conectados en dichas concesiones (a cargo de Gases del Pacífico en el norte, y Fenosa en el sur), debido a que hay diversos factores que no permiten que los industriales se conecten ni ahora ni en el futuro inmediato a dichas redes, según advierte el experto en temas energéticos Rafael Laca.

El factor principal, refiere, es que el costo del gas natural en esas concesiones para uso industrial resulta ser mucho más caro que en las concesiones de distribución del gas natural en Lima y Callao y en Ica.

Precisó que mientras que en Lima y Callao el uso de ese gas representa, por ejemplo, a las industrias pesqueras un 64% de ahorro en sus costos de combustibles con respecto a si usaran petróleo residual, en Chimbote (bajo la concesión de Gases del Pacífico) el costo de usar gas natural les representa más bien una pérdida del 2%.

En el caso de la concesión del sur (abarca las ciudades de Arequipa, Tacna, Moquegua e Ilo), indicó que el gas resulta 13% más caro para una planta pesquera que usar residual. Y esta situación se da, apuntó, a pesar de que el precio del residual ha subido 57% entre marzo a junio del 2018.

Esto se debe, acotó, a que (a diferencia de usuarios domésticos) la tarifa para industrias en esas concesiones resulta más cara, a razón de S/ 1.5 por metro cúbico de gas en la concesión del norte (caso Chimbote) y S/ 1.75 en el sur, mientras en Lima cuesta S/ 0.71, es decir, es hasta 59% más caro, lo cual consideró un desincentivo para la conversión de la matriz energética a gas.

Otro factor, añadió, es que el Estado ha asignado un tope de suministro de gas para estas concesiones al norte y al sur, que solo cubriría demanda de uso doméstico.

Por ejemplo, en el norte, el tope es de hasta 16 millones de pies cúbicos por día, cuando solo las plantas pesqueras consumen al día más de 40 millones de pies cúbicos.

Chimbote registra solo una empresa habilitada para recibir gas natural. Cajamarca, con 33,000 metros de redes de gas, no tiene ninguna industria habilitada para recibir gas. Al sur, Moquegua ni Ilo (concesión de Fenosa) tienen a algún industrial habilitado.