Digitalización para la industria: Las posibilidades son infinitas

  • Marcos Hillal, HUB SAM Digital Lead IAPI – Automatización de Procesos Industriales de ABB, opina que en la cuarta revolución industrial la velocidad es clave. La propuesta de la empresa, ABB Ability™, no es una plataforma fija, sino una solución que se crea y crece de manera inteligente con la demanda de cada cliente

Para Latinoamérica la industrialización es un objetivo soñado. Pero, nuestros entornos económicos y políticos son complicados. ¿La digitalización hará más eficiente a la industrial latinoamericana?
Hoy, con el mercado globalizado, es imposible que una empresa no use la digitalización para ser competitiva. Nuestra región tiene muchos commodities; y en un mercado así, la empresa deber ser muy competitiva, con costos muy controlados y una capacidad productiva más eficiente. La digitalización toca todos los puntos vitales para lograr esa meta.

El punto es que, en Latinoamérica, ya existe la base para la digitalización. No es posible su aplicación si no tienes los sensores que recojan los datos para que los sistemas los procesen. Conectar sistemas permite que los datos puedan generan información útil. En este punto, debo señalar que la solución ABB Ability™ no es un software nuevo. Es, en realidad, un ecosistema completo que abarca desde la base, desde los dispositivos a los sistemas distribuidos de control de procesos, a los sistemas de cloud para a optimización del proceso productivo.

Marcos Hillal, es Jefe Digital HUB BU de ABB para Sudamérica y Gerente de Automatización en la unidad de negocio local Process Industries en ABB Brasil.

¿Qué tan avanzada está la industria latinoamericana en esa primera base?
Varía de industria a industria. Las industrias con procesos de producción químicos, como la del petróleo, gas y pulpa, están bien desarrolladas. Las grandes empresas de minería empezaron a invertir, pasado el año 2000, en la parte de sensores. En términos generales, al menos el 70% de la industria de proceso en la región tiene la información base disponible. Lo que se necesita es conectarla a sistemas centrales. En el pasado la automatización se ha hecho en islas: un proceso acá, separada del próximo proceso. El reto es mirar todo el proceso completo de la cadena productiva para mejorar el producto final. Ese es el reto. Muchas industrias en nuestra región están empezando a conectar sus sistemas.

En el futuro las empresas tienen que actuar en un escenario, empleados y conceptos distintos. ¿Cómo podemos superar a notición tradicional que tenemos de la industria?
Pondré un ejemplo. Tenemos casos de clientes globales que empezaban, por ejemplo, a conectar automatizaciones de procesos productivos con la automatización eléctrica que, en el pasado, eran esquemas completamente distintos, operados por personas, capacidades y herramientas distintas. La conexión de los dos sistemas permitió un ahorro muy grande en mantenimiento, entrenamiento y posibilidad de conexión de datos. Puedes regular tu contratación con base en la producción, considerando el consumo de energía. Consigues hacer un ahorro de al menos un 10% en el costo de la matriz energética. Y no solo habló de energía eléctrica, estoy hablando de vapor, diésel, gas natural para turbinas, etc. Todo eso es parte de un balance de energía que puede ser optimizado con la conexión de sistemas para controlar las variables de producción y de consumo energético.

Las industrias de procesos que ya adoptaron automatización centralizada, generan centenas de millares de gigabytes de datos. Pero, si no se procesa todos esos datos no va a decir nada. Sólo quedará un problema más para la producción. El punto es que la digitalización, la cuarta revolución industrial, consiste en que los sistemas sean capaces de convertir los datos en informaciones útiles para que la producción sea optimizada, para que el costo de producción sea reducido. Es eso lo que, básicamente, trata la solución de ABB para digitalización de las industrias.

Entonces, en su propuesta la estructura de comunicación es esencial.
Sin duda. Es un punto crítico. La estrategia de ABB es el aseguramiento de los datos. Los datos son hoy el activo más importante de las empresas. Para que la información vaya del campo hasta los ambientes de cloud para un tratamiento de información tenemos que garantizar la integridad de la información y la aseguranza de los datos. Eso es un punto clave de la solución.

¿Esa es la razón por la que tienen una sola plataforma para la digitalización en la industria?
Es un poco más que sólo una plataforma. Es una combinación de diversas soluciones. Trabajamos la digitalización para la industria hace más de quince años. Es un sistema que es capaz de agregar informaciones diversas: gestión de energías, mantenimiento, producción. La conexión de diversos sitios a centrales de controles que van a agregar informaciones con base en softwares analíticos para poder crear patrones, tendencias, y eso se tornan en información que ABB puede volver al cliente y decirle, por ejemplo, tu molino tiene un consumo energético distinto a los valores ideales.

Tenemos una aplicación hecha en Suecia aplicable para las minas subterráneas del Perú. El mayor costo de energía en una mina subterránea es la ventilación. Una operación minera subterránea debe garantizar la seguridad de las personas. Necesitas saber dónde están cada uno de los trabajadores y lo que hacen por seguridad y productividad. La aplicación de ABB optimiza la extracción de aire, con base en la posición de cada persona y equipo. Si un camión entra en determinada área se necesitas más ventilación porque hay más producción de CO2. Con esa aplicación se puede ahorrar un 50% del costo de la energía. Todo se puede controlar en una aplicación 3D.

CONTROL DE LA INFORMACIÓN
¿La empresa a la cual brindan el servicio tomara el control de la información que genera?
La generación de datos y su propiedad son de los clientes. Más y más el concepto de digitalización requiere la conectividad, el intercambio de conocimiento, el trabajo colaborativo. ABB tiene expertos en minería, equipos eléctricos y de automatización; pero, es importante agregar el conocimiento del cliente, la experiencia con su realidad.

ABB cree, seriamente, que nosotros, las personas, no seremos obsoletos y reemplazados por maquinas, pero si necesitaremos cambiar nuestra relación el empleo. Necesitamos poner nuestro know how en el sistema. Ese es el diferencial de ABB, una empresa con 125 años de existencia, siempre trabajando con eléctrica, automatización, soluciones digitales para industrias. Ese es el diferencial.

Tenemos mucho que ofrecer y contribuir a la productividad de nuestros clientes. Estudios de mercado apuntan a que la cuarta revolución industrial va a traer oportunidades en el rango de mil millones de dólares hasta el 2030. Hoy tenemos una situación privilegiada, con una base instalada muy grande. Tenemos más de setenta millones de dispositivos industriales conectados a los sistemas de ABB, enviando datos a millares de aplicaciones industriales.

¿La propuesta de ABB es una oportunidad para una reindustrialización?
La cuarta revolución industrial es una revolución distinta a la de las máquinas a vapor, la producción en serie y los computadores. Esta revolución es predictiva, predecimos lo que va a acontecer en base a la información. Esta revolución no solo es tecnológica. Cambiará como nosotros interactuamos con el mundo. Mucha gente tiene miedo a que la robotización elimine empleos, pero se crearán otros, necesarios para la automatización. Crecerán las profesiones de ciencias de datos y análisis de informaciones.

En la cuarta revolución, la velocidad es clave. Los cambios se dan muy rápido. Por eso, no ofrecemos una plataforma fija, sino una solución que se crea y crece con la demanda de cada cliente.

El big data nos trae la posibilidad de aplicar tecnologías con sistema de inteligencia cognitiva, como Watson de IBM. Tenemos una colaboración estratégica que une la oferta digital de ABB Ability™ con las capacidades cognitivas de IBM Watson en el ámbito del Internet de las Cosas, para desbloquear más valor en los clientes de servicios públicos, industrias, transportes e infraestructuras. Con ella, se puede asociar la información meteorológica con los datos de las plantas de generación solar y eólica para mejorar la producción de renovables. Las posibilidades son infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *