Insisto: Firmar contratos es bueno

Por: Carlos Gonzales Ávila

La Ley Orgánica de Hidrocarburos (y no un acuerdo de Directorio) dice que a criterio de PERUPETRO, los contratos pueden celebrarse por negociación directa o por convocatoria (concurso). En consecuencia, firmar contratos por negociación directa no sólo está permitido por Ley, sino que es lo más aconsejable cuando no hay interesados en venir a invertir al Perú.

Si bien en el 2007 el Directorio de PERUPETRO decidió que todos los contratos se celebren por convocatoria, ello no invalida que ahora se haya retomado la negociación directa. Además, la lógica indica que se hacen concursos en donde hay más de un interesado. Pero en las actuales circunstancias, en las que las petroleras no tenían al Perú en su mapa, sería absurdo convocar concursos.

Se menciona – como gran cosa – los concursos que se realizaron entre el 2007 y el 2010. Pésima referencia. También hay que decir que de los 44 lotes adjudicados en los procesos realizados en ese lapso, sólo sobrevive uno (1). También hay que decir que si bien se adjudicaron lotes con exorbitantes regalías, ninguno de esos contratos (excepto el del Lote 131), llegó a pagar un céntimo por regalía.

De los contratos vigentes hoy, son más los firmados entre el 2001 y el 2006 por negociación directa, que los firmados por concurso entre el 2006 y el 2011 (sólo 1).

También se cuestiona la regalía. Seguramente quienes critican la regalía mínima de 5% pensarán que deberíamos cobrar una regalía mínima de 60% como en Venezuela. Estos críticos no se informan que en Venezuela el costo de producción es de U$ 2.50/Barril en tanto que en el Perú supera los 30$ antes de regalías. Seguramente no saben que la producción promedio por pozo en el Perú es de 6 barriles por día.

Tampoco se dice que en Colombia la regalía mínima es 8%, que han aprobado descuentos de 25% en el impuesto a la renta para operaciones Offshore, que aprobaron no hace mucho el CERT (Certificado de Reintegro Tributario), y que se aprestan a licitar más de 50 lotes en breve. Tampoco se dice que en Nicaragua (del Comandante Ortega) la regalía mínima es 2.5% y Nicaragua ha logrado atraer a Statoil para operar en sus aguas marinas.

¿Hasta cuando no se entenderá que el canon no depende de la regalía?
¿Cuándo comprenderán que por mandato Constitucional, el canon es la participación de las regiones en el total de ingresos y rentas que percibe el Estado por la explotación de los recursos naturales?
¿Se darán cuenta el daño que han hecho los que acuñaron la tesis de que la regalía debe ser superior al canon?

Hace muchos años al Dr. Cerón Gala le preguntaron
¿cuál es el mejor tipo de contrato petrolero?, y
Cerón Gala respondió:
Sinceramente no sé cual es el mejor tipo de contrato,
PERO SI SÉ CUÁL ES EL PEOR,
EL QUE NO SE FIRMA.

Insisto, firmar nuevos contratos es bueno para el país, buenísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *