Energías renovables en Colombia impactarían en precios y bolsillo de usuarios

Especialistas consultados durante el Congreso Internacional de Energías Limpias celebrado en Barranquilla, aseguran que las tecnologías limpias estabilizarían los precios en Colombia y evitarían especulaciones ante patrones climáticos, como el fenómeno de El Niño.

Colombia apunta a dar un paso para incluir a las fuentes de energías no convencionales a su matriz de generación energética, y el Gobierno se ha puesto un plazo de 12 meses para actualizar la normatividad vigente, planear, conectar, operar, medir la integración de los proyectos que sean complementario a los mecanismos existentes en el mercado de energía mayorista.

Esta decisión de política pública y calificada como la “revolución en el sector energético en la próxima década” por el Ministro de Minas, Germán Arce, es vista por expertos como la puerta que se abre para que el mercado tenga nuevos jugadores, se dinamice, haya una mejor eficiencia del precio y pueda gestionar riesgos climáticos como el Fenómeno de El Niño.

El país ha sido impactado tanto económica como socialmente por el Fenómeno del Niño, el más reciente en 2016 que tuvo sus efectos en los costos de la energía eléctrica y con una subida “significativa” en su valor. La energía limpia sería entonces una de las soluciones adecuadas para enfrentar estos fenómenos climáticos, según André Fraga, CEO del Grupo Renovatio, compañía con sede en Portugal.

Por ser un país dependiente del recurso hídrico, con una matriz hidráulica por encima del 60%, su posición geográfica cerca de la línea ecuatorial, tiene fenómenos de El Niño cada vez más seguido y más largos que estresan el sistema.

“Si nosotros tenemos un componente de viento y uno de sol, cuando no tenemos agua habrá más energía generada de esas fuentes que compensan la menor energía del hidráulico. Para un industrial o para un distribuidor la visibilidad de precios es mucho más amplia porque no tiene que estar preocupado de si hay Niño o hay Niña”, dijo Fraga en el marco del segundo Encuentro Internacional de Energías Renovables, organizado por el Consejo Mundial de Energía Renovable y la Asociación de Energías Renovables (SER) en Barranquilla.

En esta convención, expertos de diferentes países como Chile, Argentina, España, Portugal y Brasil contaron las experiencias del mercado energético y cómo estas se transformaron al incluir en la matriz fuentes de energías limpias, como la eólica y solar principalmente. Y cómo, además, el usuario fue beneficiado con precios más bajos.

André Fraga, CEO del Grupo Renovatio, añadió que la energía limpia conlleva a la estabilidad de los precios y evita las especulaciones, porque las energías renovables traen al país “un colchón de seguridad en los precios, ya que cuando no hay un recurso está el otro”.

Si el mecanismo del decreto 0570, que establece lineamientos para implementar proyectos de generación eléctrica, se implanta en el país de forma exitosa se podrá ver un traslado eficiente al sistema eléctrico, explicó Ramón Fiesta, presidente del comité latinoamericano de GWEC.

“Es también una decisión regulatoria. Los efectos que va a producir en el costo de la electricidad y, a su vez, trasladarlos a la tarifa eléctrica es una decisión de política tarifaria y eso dependerá del Gobierno, pero de que se va a producir una reducción en el costo es seguro”, precisó Fiesta.

La energía renovable es un colchón en los precios
Jan-Daniel Kämmer, director de ventas del norte de Latinoamérica de Vestas, aseguró que trasladar los precios de las energías renovables al de las tarifas del consumidor final está netamente ligado al tema político y que eventualmente será un trabajo de la CREG.

“El potencial de Colombia en el recurso eólico y solar haría que estas tarifas sean más bajas que las tarifas de generación de otro tipo de tecnología”, dijo el director.
André Fraga explicó que Brasil tiene un mercado “igual” al de Colombia, donde basan sus energías cotidianas en las fuentes hidráulicas y para las temporadas de sequías las térmicas.
“Desde el año 2005 empezaron a usar energía eólica y solar, y eso ha evitado el racionamiento eléctrico. Brasil no ha vuelto a pasar un fenómeno de inseguridad en suministro y los precios se han mantenido perfectamente equilibrados.”, explicó.

Para María Arboleda, gerente general, Operador del Mercado Eléctrico Colombiano XM, la complementariedad con las fuentes no convencionales dará la oportunidad de evolucionar. “Porque no lo hemos hecho en otras etapas del mercado y estas fuentes nos la van a imponer. En temas de participación de la demanda y de hacer un mercado más líquido, nos hemos visto en la necesidad. Ahora, que nos den herramientas que permitan una formación eficiente del precio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *