Compartir

Los bajos costos en las zona centro sur del país se deben a la nueva interconexión entre los sistemas del norte grande (SING) y centro sur (SIC), realizada este mes, y a la mayor participación en el sistema de las fuentes hídricas y de las energías renovables no convencionales.

La pasada semana tuvo lugar la interconexión de los Sistemas Interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING). En la semana del 13 al 19 de noviembre, el costo marginal en Alta Jahuel tuvo un valor promedio de 22 dólares / MWh, valor que no se alcanzaba desde noviembre de 2006. En el desglose, el día que registró la cifra más baja fue el 19 de noviembre, cuando promedió 5,85 dólares / MWh. Según la consultora energética Antuko, el motivo de ello es la mayor participación en el sistema de las fuentes hídricas y de las energías renovables no convencionales.

La generación del sistema que estuvo compuesta principalmente formada por energía hidroeléctrica (69 %) y energías renovables no convencionales, es decir, solar, eólica y biomasa, que sumaron el 16 %. Sólo el 15 % de la generación se originó con fuentes térmicas convencionales, principalmente centrales de carbón.

Parte del motivo de la bajada de los costos podría achacarse a las lluvias y los deshielos. Aunque estos factores han contribuido indudablemente, el año hidrológico 2017-2018 que comienza el 1 de abril de 2017 y finaliza el 31 de marzo de 2018 forma parte hasta hoy de los años más secos registrados en Chile.

Por este motivo, la caída en los costos sucede porque en las horas de menor necesidad, que generalmente es en la noche, toda la demanda se puede cubrir con centrales con costo variable cero, es decir, con energía eólica y solar fotovoltaica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta