Compartir

IRENA, por sus siglas en inglés ha concluido en un análisis que las NDC no se han adaptado suficientemente al rápido crecimiento de las renovables; por ello, muchos países firmantes del Acuerdo de París tendrán la oportunidad de fijar de nuevo sus objetivos.

Por su parte, la AIE afirma que la rápida disminución de los costes de la solar y la eólica podría suponer la creación de nuevas opciones para la “ecologización “ de la industria.

La Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) ha concluido en un análisis que las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) no se han adaptado al rápido crecimiento de las renovables; por ello, muchos países firmantes del Acuerdo de París tendrán la oportunidad de fijar de nuevo sus objetivos.

Según la Agencia, hay 1,3 TW de capacidad renovable sin explotar y los costes de estas energías se han reducido muchísimo, costarían 1,7 mil millones de dólares estadounidenses con un incremento del 76 % de las NDC en caso de que los objetivos del Acuerdo tuvieran que alcanzarse en 2030.

La rápida expansión de la industria de las renovables junto con las nuevas eficiencias conseguidas recientemente podrían conseguir disminuir las emisiones hasta en un 90 % de aquí a 2050 a la vez que provocarían un crecimiento y desarrollo de la economía de muchos países.

Por su parte, la Agencia Internacional de Energía (AIE) ha publicado un nuevo informe titulado Energía renovable para la industria, según el cual la industria puede volverse ecológica muy fácilmente. La rápida caída de los costes de las energías solar y eólica podría facilitar que la industria se abasteciera de energía verde.

Esta sería una gran oportunidad de reducir las emisiones de carbono y ofrecer electricidad más económica a los procesos productivos. El informe muestra también que la energía fotovoltaica encabeza la nueva potencia instalada para generar electricidad de uso comercial, industrial y público, pues supuso el 10 % de la nueva capacidad instalada el pasado año.

En regiones con gran potencial para generación de renovables como Australia, el cuerno de África, África del Norte, el Norte de Chile, el Sur de Perú, la Patagonia y África del Sur, así como diversas regiones de China y el Medio Oeste de Estados Unidos, la AIE ve grandes posibilidades de que la industria se vuelva verde. Según su último informe, el coste de la energía hidráulica dela solar y de la eólica en estas regiones podría ser inferior a 0,03 dólares / kWh.

No hay comentarios

Dejar una respuesta