Compartir

Las empresas de distribución de energía vienen afrontando mayores costos para asumir los contratos de largo plazo que tienen con las generadoras eléctricas, debido a una migración de clientes regulados (sujetos a contrato) que ahora solicitan servicios de suministro eléctrico como clientes libres, indicó la empresa eléctrica Enel.

El country manager de la empresa, Carlos Temboury, señaló que las distribuidoras privadas y públicas registran costos por US$ 65 millones al año solo para garantizar los contratos de largo plazo con las generadoras y no para mejorar la calidad del servicio eléctrico.”Los clientes regulados ya no quieren (contratos fijos), se pasan al mercado libre y las distribuidoras se están quedando con este problema, pagando con este contrato sí o sí”, señaló.

Enel indica que tiene un mercado de 1.4 millones de clientes regulados. Mientras que en el caso de clientes libres (empresas que consumen más de 250 kilovatios), se ha tenido un incremento en los dos últimos años, al pasar de 100 a 400 clientes comerciales e industriales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta