Compartir

Alberto Polifroni, Gerente General de Quavii, explica la labor desarrollada en la concesión Norte, los obstáculos superados y la necesidad de una política de masificación del gas natural.

En octubre de 2013 obtuvieron la concesión Norte y firman contrato con el Estado peruano. Se preveía, de acuerdo con el cronograma establecido por ProInversión, la operación comercial desde octubre del 2015. Promigas y sus empresas subsidiarias se han ganado un justificado prestigio de eficientes. ¿Cuáles han sido los obstáculos que han tenido que superar para llevar adelante las operaciones en su concesión?
Durante la fase inicial del proyecto, identificamos dos situaciones que han tenido un impacto sobre su desarrollo: por un lado, los cambios en el cronograma de la entrada en operación del cargadero para cisternas en Pampa Melchorita. Esta situación nos ha impactado económicamente en nuestro plan de negocios y reputacionalmente porque los clientes residenciales e industriales han venido perdiendo credibilidad en el proyecto ante las permanentes prórrogas en la puesta en operación comercial. Hoy esto se ha superado, el cargadero ya se encuentra listo y nos permitirá llevar el gas natural al norte a partir de octubre próximo.

Por otro lado, nos hemos visto afectado por la comercialización simultánea de GNL y GNC, un caso sobre el que confiamos el Ministerio de Energía y Minas pueda dar una pronta solución. Se requiere que el Ministerio evalúe la modificación al Decreto Supremo N°057 – 2008 – EM que nos pueda dar señales claras a los concesionarios para invertir y materializar la masificación del gas natural, un recurso tan importante para los peruanos.

Desde su experiencia, ¿qué deberíamos mejorar en nuestras normas y enfoques públicos para acelerar en forma efectiva la masificación del gas natural en el Perú?
Las dos situaciones que le acabo de describir evidencian que debe haber más coherencia por parte del Estado para preservar el objetivo prioritario que es la masificación. Creemos que hoy existe conciencia en el Ministerio de Energía y Minas de los cambios que se requieren en el sector hidrocarburos, tanto a nivel legal como reglamentario. Es necesario que el Estado defina con claridad una política de masificación del gas natural y la cumpla. En teoría, este es un tema que ha sido declarado de interés nacional, pero los concesionarios enfrentamos situaciones que no van en la misma vía con esta declaración y que ponen en peligro la expansión del servicio que debemos desarrollar. Abrigamos la esperanza que estos cambios puedan concretarse en beneficio de todos los peruanos.

¿Cuál es el papel que deben cumplir las empresas del sector privado en el proceso de masificación?
Consideramos que las empresas privadas son quienes están llamadas a liderar la masificación del gas natural dentro de un modelo que incentive la inversión y la sostenibilidad a largo plazo. En nuestra óptica masificar no solo implica llevar conexiones de gas natural a las viviendas o a las industrias, sino crear todo un ecosistema que permita que la industria alrededor del gas natural se desarrolle como un todo.

Es sabido que el gas natural genera sinergias en la economía de cualquier región. Ustedes están proponiendo un “corredor azul”. ¿Cuál sería la dinámica de tal corredor? ¿Qué sectores productivos podrían beneficiarse?
Efectivamente, tenemos previsto iniciar en los próximos meses la ejecución de un proyecto que consiste de un corredor de estaciones de servicio de GN. Este buscará dotar con el recurso, en primer lugar, a la flota de camiones cisterna que transportará el gas natural desde Pampa Melchorita a nuestras estaciones de regasificación en cada una de las siete ciudades del proyecto y, posteriormente, al segmento vehicular de largo recorrido y carga pesada.

Para ello, ya adquirimos uno de los lotes (Trujillo) donde funcionará el primer grifo y nos encontramos en el proceso de adquisición del segundo lote. Estimamos que los dos grifos estén disponibles para mediados del año entrante.

¿Esta propuesta tiene sus orígenes en la experiencia colombiana de masificación?
Promigas, la matriz de Quavii ha sido unos de los pioneros de la masificación de gas natural en Colombia y ha tenido un rol muy destacado en el desarrollo del mercado de gas natural comprimido para el segmento vehicular. Toda esta experiencia de nuestra casa matriz es la que queremos traer al Perú.


¿Cuáles son las razones por las que han renovado su denominación comercial?
Una de las razones es el posicionamiento estratégico de Promigas en Perú y la región donde estamos presentes. Quavii es la marca que representa el negocio de comercialización y distribución de gas natural de Promigas. El nombre proviene de “calidad de vida”, uno de los conceptos más relevantes del posicionamiento de nuestra marca, dado que día tras día trabajamos por el objetivo más noble: mejorar la calidad de vida de la población y enriquecer el bienestar de las personas. Así, Quavii será la marca que acompañará a las familias peruanas en el inicio de la masificación del gas natural para las ciudades del norte del país.

Se trata de un cambio sustancialmente nominal y de identidad visual con el objetivo de remarcar nuestro compromiso que es llevar una mejor calidad de vida a nuestros clientes y usuarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta