Compartir

El ejecutivo de Total Gas, Julio Huayllasco Montalva, durante la cena de gala por los veinte años de su empresa, realizada en la Huaca Pucllana, destaca la necesidad de convencer a todo el mercado peruano de lograr un alto nivel de protección en el rubro de la detección de gas.

Total Gas Service SRL inició sus operaciones en agosto de 1997. ¿Cuáles han sido los hitos en el desarrollo de la empresa?
Los equipos de detección de fugas de gas, eran desconocidos en el Perú en 1997. Nuestra labor fue difundir la necesidad de estos equipos, como medida de seguridad para las personas y las instalaciones. Realizamos reuniones de difusión con las autoridades competentes. Después, se difundió entre los probables usuarios, mostrando la fidelidad de los equipos y su funcionamiento. Cuando se obliga el uso de estos equipos de detección de fugas de gas en plantas envasadoras y grifos de expendio, se tuvo como hito preparar personal para la correcta instalación. Al principio realizábamos las instalaciones y luego se capacitó a personal de empresas instaladoras.
Fue un trabajo continuado pero necesario.

Ustedes destacan por su experiencia en la detección de fuga de gases, además de la representación de Fidegas. ¿Cómo han podido consolidar su posición en el mercado peruano?
En principio los equipos Fidegas tienen una confiabilidad muy alta, fabricados por la empresa española Comercial de Aplicaciones Electrónicas S.L., de vasta experiencia en el mercado europeo. Nos tocó a nosotros complementar estas ventajas con un adecuado apoyo post venta, tanto en el aspecto comercial como, sobre todo, en el de servicios.
Nuestros clientes están satisfechos con el servicio, con atenciones oportunas, de acuerdo a las exigencias de la autoridad competente y repuestos originales, que aseguran larga vida a las centrales Fidegas. Esto nos consolida como marca líder en el mercado nacional.

Dos momentos de la cena de gala: El Ing. Julio Huayllasco con sus hijas July Huayllasco, Gestor Corporativo; y la Ing. Julissa Huayllasco, Gerente Comercial; y el Equipo Técnico compartiendo una mesa, donde también labora uno de sus hijos, Julio Huayllasco C.

La empresa presenta dos servicios: Calibración y mantenimiento de equipos. ¿Cuáles son sus alcances? ¿Cuál es el servicio más requerido? ¿Qué características tiene su servicio posventa?
Por recomendación del fabricante, siguiendo la norma española, estos equipos deben ser revisados en su funcionamiento cada seis meses. Se verifica que operen dentro del rango de calibración adecuado. Para realizar esta labor es importante contar con gas patrón que asegure, justamente, que el nivel de detección de los gases sea el que indica la norma. Somos la única empresa que cuenta con los botes comprobadores o Kits Test Fidegas. Si un equipo no lanza alarma al ser sometido a este gas patrón calibrado, significa que está fuera de rango, y se intenta recuperarlo por un tiempo adicional de vida, calibrándolo con otro gas patrón. El mantenimiento se complementa con una limpieza de las tarjetas electrónicas y chequeo del nivel de tensiones de corrientes de ingreso y salidas.
Este servicio semestral origina un certificado, que emitimos como Servicio Técnico Oficial Fidegas. Si bien este chequeo se realiza cada seis meses, esto no impide hacerlo en periodos menores, por ejemplo, cada tres meses. Esta comprobación siempre deberá ser realizada con gas patrón.
Es importante señalar que cada equipo Fidegas tiene un número de serie que lo identifica. Cada sonda o sensor y cada central cuenta con un nombre y apellido. Nosotros tenemos registrados estas series y sabemos dónde se encuentran instalados en su mayoría. Esto nos permite orientar a nuestros usuarios sobre las necesidades de servicio de sus equipos, estableciendo una relación personalizada.

Tienen cuatro líneas de productos (comerciales e industriales, domésticos, medidores de gas y sistema de corte de gas) ¿Cuáles son los productos más requeridos?
Los productos más requeridos son los detectores a instalar en zonas industriales y comerciales, los gasocentro o estaciones de servicios y plantas envasadoras. Por obligación tienen que contar con estos equipos en sus instalaciones. Inclusive en el caso de los gasocentros expendedores de gas natural, la reglamentación vigente obliga a que si el equipo detecta una fuga de gas, automáticamente detiene el compresor y, por lo tanto, el despacho de producto.
Nuestra empresa abarca la atención de estos equipos en la gran mayoría de plantas envasadoras de gas y gasocentros instalados a nivel nacional.
Sobre el mercado peruano, ¿cuál es su percepción sobre el compromiso de las empresas en la optimización de sus operaciones y mantenimiento de la seguridad?
En nuestro país la instalación de los equipos de detección de fugas de gas se realiza por obligación, para cumplir con normas dictadas por la autoridad competente. En este sentido, las empresas que no tienen obligación por reglamento no suelen solicitar su instalación. Sin embargo, este concepto está paulatinamente cambiando. Hay una falta de conocimiento de la necesidad de estos equipos; sin embargo, cabe mencionar la labor de ciertas empresas aseguradoras que exigen a sus clientes la instalación de equipos de detección de gases explosivos y/o tóxicos.
Cabe mencionar que existen empresas que sí se preocupan por la seguridad y bienestar de su personal y equipamiento, y suelen pedir que instalen equipos de detección de fugas. Es un tema que progresivamente se va difundiendo y exigiendo.

¿Cuáles son los planes e inversiones de la empresa a futuro?
Fidegas, constantemente, mejora y amplia sus equipos. Nuestra misión es difundir en el Perú las bondades de estos equipos y su necesidad. El campo a desarrollar de la mano de las autoridades es el mercado doméstico. Aquí aún hay mucho por hacer y convencer a nuestro compatriotas de la necesidad de vivir protegidos por estos equipos.
Por otro lado, nuestra empresa realiza estudios de mercado en países vecinos y nuestra meta es incursionar también en dichos mercados, donde se desconocen las virtudes y necesidad de los equipos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta