Compartir

El Gobierno de Argentina convoca una nueva subasta del programa RenovAr “para interesados en presentar proyectos de generación eléctrica a partir de fuentes renovables por 1.200 megavatios (MW)”. Según el Ejecutivo argentino, la nueva convocatoria, que ha sido designada como Ronda 2, se diferencia de las anteriores en que “presta especial atención a las iniciativas basadas en biomasa y biogás”.

La resolución 275 del Ministerio de Energía y Minería, publicada el pasado día 17 de agosto en el Boletín Oficial, destaca como uno de los objetivos perseguidos la “mejora de los precios ofertados en rondas anteriores”, a fin de contribuir a “la reducción del costo de la energía en el Sistema Argentino de Interconexión”. La apertura y evaluación de las ofertas está prevista para el próximo 20 de octubre; la adjudicación tendrá lugar el 29 de noviembre, y el 15 de mayo del año próximo (2018) es la fecha tope para la formalización legal y la firma de contratos de adhesión al Foder (Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables).

Los plazos previstos para la ejecución de los proyectos -informa el Gobierno argentino- serán, en todos los casos, de dos años, es decir, entrarán en servicio a mediados de 2019, de acuerdo con el pliego de bases y condiciones, con excepción de los fotovoltaicos conectados con la línea Cobos-Andes (en Chile), que concluirán en 900 días. Los precios máximos de adjudicación serán de 160 dólares estadounidenses por megavatio hora en el caso de proyectos de biogás (160 $/MWh); 130 para los de biogás de relleno sanitario; 110 para biomasa; 105 para pequeñas hidroeléctricas; 57 para solar fotovoltaica; y 56,2 $/MWh para emprendimientos eólicos.

La potencia requerida total en la Ronda 2, precisa la resolución de Energía y Minería, se distribuirá por tecnología y también por regiones. Se adjudicarán así iniciativas eólicas por quinientos megavatios (500 MW); solares fotovoltaicas por 450 MW; de biomasa por 100 MW; de pequeñas hidroeléctricas por 50 MW; de biogás por 35 MW; y de biogás de relleno sanitario por 15 MW. Por región, la potencia eólica requerida será de 200 MW en cada caso para Comahue, Patagonia y Buenos Aires (donde la suma total no podrá superar los 450 MW); y 100 MW para el resto del país. Para la potencia solar, en tanto, se reservan 200 MW para las regiones NOA y Cuyo, en cada caso (sin superar los 350 MW); y 100 MW en otras regiones.

La resolución gubernamental determina además la magnitud de los subsidios que podrán solicitar los oferentes, en el marco del régimen de fomento sectorial. Así, y según el Ejecutivo argentino, “el monto máximo de beneficios fiscales a las empresas será de 425.000 dólares estadounidenses por megavatio de nueva potencia de energía solar; 700.000 para eólica; 1,25 millón para biogás a partir de relleno sanitario; 1,5 millón, en cada caso, para biomasa (combustión y gasificación) y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos; y 2,75 millones de dólares estadounidenses por megavatio de nueva potencia de otras variantes de biogás.

Según la resolución, en caso de que el cupo fiscal disponible a asignar resulte insuficiente, se establecerá un orden de mérito de los proyectos en función de su componente nacional declarado. Para otorgar el subsidio, el Ministerio de Energía y Minería de Argentino deberá identificar los bienes de capital, servicios y obras susceptibles de ser alcanzados por los beneficios de devolución anticipada del IVA y de amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias; los bienes de origen nacional a integrar en las instalaciones electromecánicas; y los equipos especiales, partes o elementos componentes e insumos de origen importado.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta